Este texto del vinculo no se va a ver...

» Pacífico de ensueño

6 marzo 2014
Sección: Viajero Activo







La discreta seducción del Pacífico invita siempre a redescubrir refugios exclusivos que miran hacia el oeste y espacios gourmet que brillan aún más con los memorables atardeceres que regalan estas playas.

Pacífico

Escape para dos: CASA DE MITA, PUNTA MITA

Casa de MitaPunta Mita es el destino ideal para una travesía romántica. Ahí, en la pequeña península que remata la Bahía de Banderas, disfruta de la belleza de estas playas, aunada al lujo que exhiben la mayoría de los hospedajes, como Casa de Mita (antes Casa Las Brisas).

Este sitio abrió sus puertas en 2001 con sólo tres habitaciones, una piscina, un bar y, por supuesto, una fascinante vista al mar. Marc Lindskog, el propietario, fue el creador, diseñador y arquitecto de su hotel. Actualmente la casa cuenta con seis suites y dos penthouses. La decoración consiste en muebles rústicos de madera, azulejos pintados a mano y obras de arte. El patio, custodiado por un sinfín de palmeras, ofrece tumbonas y camastros que invitan a la lectura o a una siesta deliciosa.

El discreto pero atento personal es el punto culminante de la estancia: la hospitalidad tiene un nuevo significado aquí. Mark también es el responsable de que el servicio en el hotel sea cálido y brinde a los huéspedes una relajación sin igual. La pasión por la buena comida hará que verdaderamente disfrutes del concepto “todo incluido”. El menú cambia diariamente según la pesca del día. De ahí que la recomendación sea ordenar pescados o mariscos: siempre estarán frescos. Ha sido tan bien recibida la sazón del chef Octavio Rodríguez, que la cena ya se abre al público en general.

Lo aislado de Casa de Mita se confirma con las pocas personas que pasean en la playa de arenas blancas. Disfruta del mar con un apacible paseo en kayak, disponible para huéspedes.

De encanto privado y con un servicio personalizado, este rinconcito del Pacífico te ofrece la posibilidad de un descanso completo y memorable.

TOMA NOTA Habitaciones dobles desde $765 USD por noche (incluye impuestos, alimentos y bebidas para dos personas). casademita.com

Playa EscondidaMás allá del surf: PLAYA ESCONDIDA, SAYULITA

Para sumergirse en el universo surfero del pueblo de Sayulita, en la Riviera Nayarit, pero al mismo tiempo disfrutar de una estadía con cierta exclusividad, Playa Escondida es el rincón hippie chic perfecto. Se trata de un hotel casi secreto que no cuenta con ningún tipo de letrero. Para entrar hay que tomar un camino que sólo se descubre si se reserva con anticipación. Consta de 28 villas de madera teca y petate, el cual está asentado en una pequeña playa escondida —de ahí su nombre— y protegido por colinas cubiertas de vegetación tropical. Ya sea en la zona de montaña y selva o con vista al mar, todas las habitaciones inspiran a la relajación y la meditación. Sin embargo, aquí hay mucho por hacer. Para empezar, únete a las clases matutinas de yoga en la playa. Luego, pasea en caballo entre la jungla para desembocar en las playas (casi) vírgenes o disfruta del océano a través del SUP, una modalidad más amable del surf. Pero si finalmente lo que buscas es surfear, sólo camina a lo largo de la playa por 20 minutos para llegar al lugar perfecto donde se rompen las olas.

TOMA NOTA Habitaciones dobles desde $170 USD por noche (incluye impuestos) en temporada baja. playa-escondida.com

Piscina Hotelito MíoLujo tropical: HOTELITO MÍO, PLAYA CABALLO

En el muelle de Boca de Tomatlán, un taxi acuático recoge a los huéspedes, pues sólo es posible llegar a Hotelito Mío por mar. Situado en un pequeño acantilado, en la región de Cabo Corrientes, este rincón cautiva a primera vista: desde el agua se vislumbran las ocho villas entre el verdor de la selva, mientras las olas bañan las rocas que rodean la propiedad. Este hotel boutique, sólo para adultos, es el lugar perfecto para reencontrarse con la naturaleza. Lo único que hay que decidir es en qué tipo de villa alojarse: con vista a la playa o en el interior de la jungla. Cualquiera que sea la elección, los altos techos de palma, pisos y muebles de madera, grandes ventanales y un balcón dueño de la vista más privilegiada, envuelven regalando una estancia de ensueño. Después de relajarse en la piscina infinity o en algunas de las hamacas a la orilla del acantilado, el chef argentino Gonzalo Raúl espera a los huéspedes en el restaurante San Miguel para deleitarlos con un ceviche de huachinango, ostiones horneados o ravioles de maíz rellenos de camarón. El fin de la jornada corre a cargo del relajante sonido del vaivén de las olas, el único que se escucha desde la comodidad de las habitaciones.

TOMA NOTA Habitaciones dobles desde $350 USD por noche (incluye impuestos) hotelitomio.com

Villa AzaleaVivencia orgánica: VILLA AZALEA, CABO CORRIENTES

Para experiencias ligadas a la cocina y el respeto al medio ambiente, dirígete a la espectacular Bahía de Banderas. Enclavado en la Sierra Madre Occidental, se descubre Villa Azalea Inn & Organic Farm, un pequeño hotel localizado a 30 kilómetros de Puerto Vallarta. Sus habitaciones, decoradas con obras de arte de pintores y escultores mexicanos, ofrecen un estilo contemporáneo. Pero su punto fuerte es la pasión por la naturaleza. El tour empieza en su granja orgánica, donde cultivan la mayoría de sus ingredientes. El joven encargado, Santiago, te dará un recorrido por sus más de 25 variedades de árboles que incluye lichi, mango, guanábana y guayaba, para después pasar a los corrales y finalmente llegar al huerto, donde podrás cosechar tomates, hojas verdes o los vegetales necesarios para protagonizar una dinámica clase de cocina junto a la chef Montserrat Galeana. Para maridar, degusta el tequila de la casa: Don Martín, el cual destilaron a partir de sus propios agaves.

TOMA NOTA: Habitaciones dobles desde $220 USD por noche (incluye impuestos, desayuno y cena). villaazalea.com.mx

No te pierdas el artículo completo en nuestra edición impresa o digital.

 

Comentarios
No hay comentarios en “Pacífico de ensueño”


Cuartos: Adultos Niños
Cuarto 1:
Cuarto 2:
Cuarto 3:
Especifique la edad de los niños (0-12):