El Caribe mexicano ofrece mar turquesa, arena blanca y calor tropical. En muchos casos, en compañía de desarrollo fortuito. En otros, con iniciativas ejemplares de conservación y turismo comunitario en Quintana Roo. Desde Holbox hasta Bacalar, estos proyectos prueban que no hacen falta mega hoteles ni revelaciones tulumminati para hacer de este estado un paraísoFotos: Marck Gutt.

 

Punta Mosquito: anidación en una de las playas de Holbox

 

Holbox es un banco de arena ubicado en la costa norte del estado. Famosa por sus calles rústicas, la isla presume derroches de biodiversidad y atractivos alineados con la conservación y el turismo comunitario en Quintana Roo. Playas bioluminiscentes y concentraciones multitudinarias de tiburones ballena son las postales insignia de la riqueza natural de Holbox. Eso sí, no son las únicas.

El banco de arena de Holbox, en su totalidad, se encuentra en un área natural protegida destinada a la conservación de flora y fauna. Bautizada con el nombre maya de Yum Balam, esta área alberga más de 420 especies de aves y más de 70 especies de anfibios y reptiles. Tan solo en Holbox conviven más de 260 especies de aves, más de la mitad de las que se tienen registradas en Yum Balam.

 

Aves en Yum Balam

 

Punta Mosquito, en el extremo norte de la isla, es uno de los rincones más codiciados en Holbox. El acceso, sin embargo, está restringido. En esta playa anidan decenas de especies de aves. Algunas de ellas, como el chorlo chiflador y el playero rojizo, en peligro de extinción. En lugar de saltar el cordón y pasarse de listo, conviene aprovechar el conocimiento de los pajareros locales y tomar un tour para ver a los habitantes más emblemáticos de la reserva.

 

Caminos Sagrados: turismo comunitario en Quintana Roo

 

Desde Cancún hasta Bacalar, pasando por Tulum, abundan los atractivos turísticos que se juran conocedores y guardianes de las tradiciones mayas. Como si se tratara de un bien enajenable y no de una cultura viva, la industria desplaza a las comunidades locales para luego valerse de su historia y cosmovisión como producto turístico.

Para tener un acercamiento con la cultura maya de Quintana Roo no hacen falta espectáculos nocturnos de juegos de pelota. Diferentes localidades en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, ubicado entre Tulum y Bacalar, han desarrollado modelos de turismo comunitario en Quintana Roo regidos por principios de conservación y autogestión.

 

Turismo comunitario en Quintana Roo

 

Integrada por ocho proyectos, la red Caminos Sagrados presume cabañas sostenibles, recorridos culturales y actividades de aventura. En la localidad de Señor, Xyaat ofrece talleres para aprender técnicas ancestrales de trabajo de henequén. En Chunhuhub, el centro ecoturístico Kíichpam K’áax comparte saberes sobre plantas medicinales y extracción de chicle. Y en Tihosuco, por mencionar solo algunos, U Belilek ofrece recorridos históricos enfocados en la Guerra de Castas y su memoria.

 

Estromatolitos: conservación en la laguna de Bacalar

 

Durante muchos años, el municipio de Bacalar y su laguna fueron uno de los secretos mejor guardados de Quintana Roo. Hoy, la también llamada «Laguna de los siete colores» es un secreto a voces. Ubicado 40 kilómetros al norte del aeropuerto de Chetumal, este cuerpo de agua conectado con el Caribe ofrece mucho más que solo una de las postales más seductoras para quienes buscan turismo comunitario en Quintana Roo.

Con su red interconectada de cenotes y canales, la laguna de Bacalar es un ecosistema único, enigmático y frágil. El agua dulce y cristalina de la laguna no es precisamente la más rica en nutrientes; en consecuencia, tampoco abundan los peces ni los moluscos. Dicho lo anterior, en las aguas de Bacalar cohabitan desde especies endémicas de zooplancton hasta gavilanes caracoleros.

Si bien las espátulas rosadas roban la atención cuando se trata de presumir vida silvestre en Bacalar, son organismos menos fotogénicos los que dan de qué hablar. Con apariencia de roca, los estromatolitos están formados por cianobacterias capaces de transformar dióxido de carbono en oxígeno. Y sí, puede que estas estructuras minerales no sean el mayor atractivo visual de Bacalar, pero son vitales para el medio ambiente.

 

Bacalar

 

Para seguir obteniendo inspiración y realizar viajes con sentido, puedes seguir a Marck en IG: @don.viajes

Don Viajes

También te puede interesar: ¿Por qué viajar a los parques nacionales menos visitados de EUA?

Marck Gutt | Don Viajes

Marck Gutt | Don Viajes

Escritor, fotógrafo y bloguero especializado en turismo sostenible. Tiene más de 10 años de experiencia como generador de contenido y cerca de mil historias publicadas en diferentes medios nacionales y extranjeros. Cree que los mayores placeres de la vida tienen que ver con las bondades de la naturaleza, la calidez de la gente y el tino de la espontaneidad.

Te podría interesar

El Palomar Hotel Boutique: Refugio de descanso

El Palomar Hotel Boutique: Refugio de descanso

En el corazón de San Miguel de Allende  hay un rincón idílico de hospitalidad y buen gusto que invita a trasladarse en el tiempo y disfrutar de los placeres artísticos y culturales de este destino.

Más sobre Columnas

ABC… ¡Regalos navideños para los amantes del té!

ABC… ¡Regalos navideños para los amantes del té!

Elegir el regalo perfecto para un verdadero fanático del té y las tisanas no es tarea fácil. Teteras, infusores, accesorios de servicio, tés puros y todo tipo de mezclas de temporada se cuentan entre las innumerables opciones disponibles en el mercado. ¿Cómo elegir la indicada? ¡Aquí te decimos cuáles son los regalos navideños para verdaderos […]