Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Hojas que no pueden faltar en tu cocina

Toma nota de estas hojas que no pueden faltar en tu cocina y sácales el mejor provecho, aromatiza tus platillos y disfruta de sus maravillosas propiedades. 

Hoja de aguacate

No solo el fruto de este árbol es apreciado; también lo es su hoja lisa y de color verde oscuro brillante, mayormente usada en Chiapas, Oaxaca y Veracruz. Se puede usar tanto fresca como seca, al natural o asada, entera o molida; otorga un sabor más profundo y aroma a los guisados, como mixiotes y moles. Tip: Añádela a los frijoles de la olla.

Hoja de higo

Del árbol de la higuera, se utiliza para perfumar dulces en Tabasco y Chiapas. Su singular sabor, así como su forma, combinan maravillosamente con queso, y para envolver el pescado. También se puede ahumar para añadirla a sopas y guisos, preparar mermelada con moras o usar en un jarabe para hacer cocteles, licores y aguas frescas.

Hoja santa

Originaria de México, también es conocida comúnmente como acuyo, hierba santa o tlanepa, entre decenas de nombres. Su forma acorazonada, textura suave y sabor anisado han hecho que sea empleada tanto para aromatizar el chocolate como para dar sabor a tamales, caldos, diversos guisados, moles y barbacoa.

 

Albahaca

Proveniente de Asia, es específico de la India, la albahaca es una hoja de olor intenso, ideal para diversos platillos, ya sea que la utilices frescas o secas, de ambas formas, obtendrás una exquisita preparación. Se utiliza frecuentemente en platos a base de huevo, pescados y verduras, cuando la albahaca es fresca. Si las prefieres en su forma seca, es ideal para jugos, estofados y sopas.

Chaya

Esta planta también conocida como el árbol  de espinaca, es originaria de la península de Yucatán, por lo que los mayas fueron los primeros en incorporar esta planta en su gastronomía. Posee un alta cantidad de nutrientes como proteínas, vitaminas, sales minerales, hierro, calcio y potasio. Para su consumo debe de pasar por una cocción de por lo menos 20 minutos, ya que nunca se deben comer crudas, pues son tóxicas. En la cocina usualmente las puedes ver en platillos como tamales, sopas y jugos, ya que su sabor es muy similar al de la espinaca.