Abarrotes Delirio

Tras un breve retiro de los reflectores, la chef Mónica Patiño, una de las cocineras mexicanas más queridas, regresa con un espacio que complementa muy bien su reseñado Delirio, donde se había enfocado en incluir productos mexicanos de todas las regiones del país. Pero lo de hoy, para Patiño, es vender una selecta gama de delicias propias, como sus vinagretas, salmueras y mermeladas. Pan fresco recién horneado y tortas notables se ofrecen en un entorno decorativo único. Abarrotes Delirio reúne a comensales hipster con sibaritas que buscan un mordisco de la torta de carnitas y un sorbo del vaso de cerveza artesanal, o un buen té de la casa, acompañado con un pan dulce o un rico postre elaborado en casa. El concepto en realidad es único: es tienda y es el espacio perfecto para vender —desde la fábrica— productos que se destacan por su buena manufactura. El pan está a la venta dos veces al día en horarios específicos; momento ideal para tomar un café de pie en la barra del puesto de lámina (mitad decorativo, mitad funcional), o bien, compartir la mesa comunal que ha cambiado la forma de comer y compartir los alimentos. No es un concepto nuevo, simplemente es uno que sí se antoja seguir. El último componente es el excelente gusto en la decoración. Todo ha sido cuidadosamente procurado. Tienda o comedor, es un lugar en el que se antoja estar.

Colima 114, col. Roma. (55) 52641468

Texto: Alejandro Zárate