El primer vuelo que realizó Aeroméxico, en 1934 conocida como Aeronaves de México, fue icónico. Se llevó a cabo el 14 de septiembre de ese año, la ruta era directa entre la Ciudad de México y el puerto de Acapulco, lo ejecutó el primer piloto con licencia comercial para volar en México, el capitán Julio Zinser; aunque tal vez lo más importante es que se hizo en un Stinson SR-5ª, el primer avión que se integró a la flota de la famosa aerolínea mexicana.

Aeroméxico

Después de más de 80 años ausente, Aeroméxico decidió buscar el Stinson y traerlo de vuelta a la Ciudad de México. La búsqueda terminó en Manassas, Virginia donde el capitán Bob Seneberg se encontraba con el avión. La única forma de regresarlo a casa era con dos pilotos, así que el capitán Rafael Garfias Arreola fue el seleccionado para regresar a casa a la leyenda. Fueron más de 9 horas y se hicieron 12 escalas antes de que la antigua avioneta de hélice llegara a la Ciudad de México.

Aeroméxico

Ahí empezó el trabajo de reconstrucción del Stinson, para regresarlo a su antigua gloria de los años 40. Los ingenieros de Aeroméxico tuvieron que aprender costura y trabajo en madera pues algunas partes del avión, sobre todo las alas, son todavía de madera y tela. Finalmente, 83 años después, una leyenda vuelve a la vida y estará en exhibición en el museo de la Base Aérea Militar Santa Lucía, en el Estado de México. aeromexico.com

Te podría interesar

Tlaxcala con brillo propio

Tlaxcala con brillo propio

Viajamos a Tlaxcala para descubrir sus atractivos naturales y gastronómicos. Nos encontramos con una realidad diferente a la nuestra y que definitivamente deberías visitar, te contamos más acerca de nuestra experiencia y te damos nuestras recomendaciones para una vivencia única

Más sobre Destinos México