Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Alta «gastrorelojería» con Oris

Alberto Rodríguez, director de Oris en México y el chef Poncho Hernández, embajador de la firma suiza en México, presentaron las novedades relojeras de Baselworld 2019 en un maridaje gastrorelojero. Texto y Fotos: Mónica Isabel Pérez.

Poncho Hernández no tuvo problema en resolver el menú, ya que él mismo es un apasionado de la alta relojería. Muestra con orgullo su Oris esqueleto que le recuerda lo que los relojes y las cocinas comparten: trabajo en equipo, precisión, belleza y lujo.

 

relojes Oris

 

 

Maridando con relojes

 

Comenzamos con un refrescante coctel de champaña, curaçao y lavanda. La textura de la lavanda era curiosamente parecida al grabado gilloché con el que se decoran las esferas de relojes como el Oris Artelier Date.

Seguimos con un callo de hacha con tres salsas: una japonesa de soya, otra Nantúa francesa y pico de gallo mexicano. El reloj presentado fue un Aquis GMT Date, que, pensado en el mundo del buceo, remite a quienes se sumergen a recolectar el sabroso callo. Además, el reloj cuenta con tres usos horarios en su bisel giratorio, que el chef ajustó a México, Francia y Japón.

 

relojes Oris

 

El tercer tiempo fue un filete de robalo en costra de chile con puré de plátano macho, elemento que, en el plato, se oxida de manera natural revelando sabores distintos; una alegoría al bisel de bronce presente en el Sixty Five Chrono, el Sixty Five carátula verde y el Sixty Five, ya que este material se modifica de manera natural.

De pronto apareció una lata a medio abrir. Y dentro de ella una barbacoa kosher con papitas al romero. El Big Crown ProPilot Timer GMT y el 40TH Squadron Edición Limitada nos llevaron a pensar en un campo de batalla en el que, en sus breves descansos, los pilotos militares podían apenas abrir una lata para comer algo.

 

relojes Oris

 

Finalmente, los postres: mousse de mango bajo una estructura semiesférica de chocolate similar al esqueletizado del Artix GT Skeleton y una tartaleta de frutos rojos servida dentro de un bello libro fabricado por el chef y su estudio Sal de Nayar. Se acompañó con un Big Crown Pointer Date, reloj del que se tomaron los colores y texturas como inspiración. oris.ch