Asiste a esta comida en el restaurante Ancestral, en Oaxaca, para ser testigo de cómo ese platillo ancestral va muy bien con un cava español. Te contamos los detalles. Fotos: Cortesía.

 

Maridaje espectacular

 

Cuando se piensa en la cocina oaxaqueña se antoja acompañarla con un mezcal. ¿Pero se te había ocurrido hacerlo con vino espumoso? A Viña Tulps, sí, por esa razón, esta distribuidora de vinos con sede en la ciudad de Oaxaca creó una serie de experiencias de maridaje en conjunto con restaurantes reconocidos en el estado.

La primera sucederá en Ancestral, del chef Miguel Mijangos, quien el próximo 3 de junio servirá su delicioso mole negro con pollo. Acompañado con arroz blanco con plátanos fritos y frijoles de olla, el plato se maridará con Parxet Cuvee 21 Ecológico, de la bodega Parxet y perteneciente a Raventós Codorníu.

Este espumoso es elaborado con uvas pansa blanca, macabeo y parellada procedentes de agricultura ecológica. Con una crianza de 9 a 15 meses, su burbuja es muy fina y persistente; en nariz es amplio, afrutado e intenso, y en boca explota el equilibrio aromático y gustativo característico de las variedades y la crianza.

 

 

 

Un plato ancestral

 

El mole negro de Ancestral es preparado por ellos mismos, nos compartió en entrevista el chef Miguel Mijangos. Se basa en 27 ingredientes que hornean, tateman, muelen y fríen. “Parte de la receta la aprendí cuando trabajé con el chef José Manuel Bolaños en Pitiona, además de inspirarme en el de mi abuela. También tomé un curso de moles oaxaqueños con cocineras tradicionales hasta que obtuve el que yo quería”, nos contó.

 

 

Mónica Barroso, directora de relaciones públicas de Viña Tulps, nos platica que las burbujas del cava ayudan a limpiar la grasa del mole en el paladar. Y para el chef Mijangos, el maridaje realza muchos los sabores del mole y causa una sensación de querer seguirlo probando.

Después de este platillo, el chef Mijangos compartirá un panqué de elote con crema de queso crema, limón y miel. Será maridado con otro vino espumoso, Signat Brut, compuesto en un 75% por xarel-lo y 25% de macabeo y elaborado por Bodegas Signat.

 

Atreverse a experimentar

 

De acuerdo con la directora de relaciones públicas de Viña Tulps, el propósito de estas experiencias es democratizar el vino, es decir, invitar a las personas a que no solo consuman los vinos espumosos en ocasiones especiales, sino que se animen a probar platillos que jamás se imaginarían que pudieran maridar con vino.

 

 

“Buscamos que le pierdan el miedo al vino, que se atrevan a probarlo con lo que tienen en su casa todos los días, que experimenten con distintos sabores”, señaló Mónica.

Esta será la primera de varias experiencias en la ciudad de Oaxaca y próximamente lo realizarán en otras partes de la República Mexicana.

 

Otras actividades

 

Para quienes aún no se sienten tranquilos de acudir presencialmente, esta experiencia se realizará de manera virtual el 3 de junio a las 15:00. Se enviará el mole del chef Mijangos envasado al alto vacío y el vino a maridar. Adquiere esta experiencia en la página vinoatumesa.com a un precio $500, la cual incluye plato de mole negro y postre, cada uno con su maridaje, y la envían a cualquier parte de la República Mexicana. 

 

Y si quieres enterarte de las próximas comidas, visita las cuentas de Instagram: @vinoatumesa y @vinatulpsoax.

Te podría interesar

Bacalao: sabor que perdura todo el año

Bacalao: sabor que perdura todo el año

El bacalao es un producto que puedes consumir en cualquier época del año, no solo en diciembre. Por ello aquí te contamos un poco de su origen e historia, así como las características que debe de tener un buen bacalao y dónde conseguirlo.

Más sobre Restaurantes en México

VER MÁS