¡Aterrizó Quetzalcóatl!, el nuevo avión de Aeroméxico

Proveniente de Seattle (Estados Unidos), acaba de llegar el nuevo Boeing 787-9 Dreamliner al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. El avión fue llamado Quetzalcóatl porque su fuselaje viste un diseño del joven veracruzano José Manuel Escudero, quien ganó la convocatoria de Aeroméxico llamada “El diseño está en el aire”. José Manuel se inspiró en las tradiciones y la cultura de México como los textiles y el arte huichol, también incorporó glifos de fauna y flora nacional para hacer honor a la serpiente emplumada.

Quetzalcóatl | Boeing

Este es el primero de diez aviones que la aerolínea mexicana ha pedido a Boeing, que también incluye 90 equipos 737 MAX, haciéndolo la inversión más grande en la historia de la aviación en México. Los diez 787-9 estarán disponibles en rutas de larga duración: Shanghái, Tokio, Tijuana, Los Ángeles, Santiago de Chile, Nueva York, Londres, Ámsterdam, Madrid y París.

Quetzalcóatl

Dentro de lo nuevo que tiene Quetzalcóatl se encuentra su cabina para 274 pasajeros, dividida en dos clases. La clase premier tiene 38 asientos que se pueden poner en una posición completamente horizontal, pantallas táctiles de 18 pulgadas con más de 200 horas de entretenimiento y un bar con algunas de las mejores marcas de destilados. En clase turista, los 238 asientos son ergonómicos y las pantallas táctiles son de 11 pulgadas. Además, el entretenimiento disponible incluye un seat chat por si quieres platicar con alguno de los otros pasajeros.

Algunas de las ventajas del Dreamliner 787-9: es una aeronave más sustentable, genera 57% menos de contaminación auditiva y 20% menos emisiones de CO2, además de que consume 23% menos combustible. También cuenta con más asientos, el confort es mayor —pues la cabina tiene una humedad más elevada y el aire es más limpio—, lo que ayuda a disminuir los efectos del jet lag.

Quetzalcóatl