Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Aventura gastronómica con Pablo Carrera

La Central de Abasto es considerada como el mercado más grande del mundo. De aquí, proviene el 80% de la materia prima de la capital mexicana. Por ello, no es de sorprender que gran cantidad de cocineros, comiencen su día visitando este lugar a tempranas horas de la mañana, con tal de encontrar los precios más bajos y los mejores insumos para sus preparaciones. Y no pudimos encontrar mejor guía que el chef Pablo Carrera y su equipo de cocina para ir de compras en este grandísimo centro de productos de consumo.

El punto de encuentro fue Prime Blend Store CDMX, el showroom donde se puede disfrutar de primera mano de los más recientes equipos de Mabe, Monogram, GE Profile e io mabe. De ahí, partimos a bordo de exclusivas camionetas Land Rover Discovery Sport, New Discovery, Range Rover Velar y Range Rover Sport; y nos dirigimos a explorar “La Central”, donde el chef nos presentó algunos ingredientes poco conocidos, explicándonos a detalle sus usos culinarios.

 

Pablo Carrera

 

Al regresar a Prime Blend Store CDMX, nos ajustamos los mandiles y nos dispusimos a cocinar siguiendo las instrucciones del chef, mientras disfrutamos un coctel elaborado con Hennessy Very Special y maracuyá. Al terminar, nos sentamos a la mesa, que ya nos aguardaba espléndidamente presentada. Y probamos los platillos que acabábamos de elaborar, maridados con algunos de los mejores caldos de la casa Möet Hennessy.

Primero, disfrutamos un gazpacho de jitomates con un toque de hinojo, que acompañamos con Terrazas de los Andes Torrontés 2017. Acto seguido, llegó un plato de hongos y espárragos asados, espolvoreado con quesos parmesano y cotija. El vino elegido para este platillo fue Terrazas de los Andes Malbec 2013.

 

Pablo Carrera

 

El plato fuerte constó de un filete de res servido con risotto blanco, zanahorias y betabeles rostizados, al lado de Numanthia, un vino monovarietal de uva tinta de Toro. Los sabores dulces del postre sorprendieron al paladar. Así el brownie con helado de vainilla y crema de café, maridado con Veuve Clicquot, fue el agradable y perfecto final para nuestra experiencia de cocina, en la que descubrimos el día a día de los cocineros mexicanos.  

 

Pablo Carrera