Butcher & Sons

Este restaurante ofrece una innovadora promesa gourmet con deliciosa ejecución y sin pretensiones, a partir de ingredientes de muy buena calidad, empezando por el extraordinario sabor del pan artesanal y culminando con un par de salsas de tomate (tipo ketchup) preparadas en casa. El lugar es pequeño, cuenta con barra, algunas mesas al interior y una terraza banquetera afuera. Como entrante destacan los espárragos a la parrilla con lajas de queso parmesano, y los pork belly steamed buns, un bocado exquisito.

El paso a las hamburguesas es serio, no solo por el tamaño, también por el sabor. La de cordero con cebolla morada caramelizada, llamada Morrison, es un manjar. Existe incluso, la posibilidad de personalizar la hamburguesa. La fórmula es sencilla, un tipo de carne + topping (tocino o foie gras, por ejemplo) + queso (una tentación, difícil elección pero el provolone revoluciona el sabor) + vegetal (jitomate deshidratado, cebolla, hongos y hasta algas). Se puede agregar una guarnición, destacan las papas con tocino. Para el cierre, nada como una Scatterbrain, en la sección spiked shakes (algo así como malteadas con piquete): helado de vainilla natural, caramelo y bourbon Maker’s Mark. Absolutamente recomendable para cualquier tarde otoñal de antojo.

Virgilio 8, Polanco (55) 5280 4247. butcherandsons.com

Texto: Alejandro Zárate