Cebollas sucias

 

Porciones por complemento: 6.

Método de cocción: técnica sucia.

 

Este método requiere una cama sólida de carbones. Mantenlos en una solo capa apretada para que no se quemen demasiado rápido y sopla las brasas para dispersar las cenizas, justo antes de colocar algo encima, para que no sea necesario quitar cenizas de tu comida más tarde.

 

Ingredientes

 

  • 6 cebollas blancas grandes, sin pelar
  • Pinzas largas
  • Charola para hornear

 

Preparación

 

  1. Vigilar que los carbones se hayan cocinado adecuadamente y que no estén demasiado calientes. La cama de carbón debe estar distribuida de manera uniforme. Tomar un par de pinzas y colocar las cebollas sin pelar sobre las brasas.
  2. Empujarlas para que se calienten por todos lados. No es necesario cubrirlas, ya que se voltearán un par de veces durante la cocción. Las más grandes deben cocinarse en alrededor de una hora y media o dos horas. La superficie de una cebolla sucia perfecta reventará desde la parte superior. Esto sucede cuando el centro se calienta mucho y entra en erupción como un volcán. No todas reventarán, pero la mayoría sí.
  3. Exprimir con ayuda de unas pinzas. Procurar no cocinar demasiado, ya que si la humedad se elimina por completo se endurecerán como una roca, sobre todo las más pequeñas. Retirar las cebollas de las brasas y dejar reposar sobre una charola para hornear cubierta con papel aluminio. Esto ayudará a que se rehidraten.
  4. Tener cuidado en caso de que haya restos de carbón, ya que a veces pueden adherirse. Las cebollas se pueden cocinar previamente y dejar enfriar durante un par de horas antes de manipularlas.
  5. Apretar la piel y sacar la carne de la cebolla. Eliminar las cenizas y la piel seca. No hay que preocuparse si quedan pequeños trozos de piel carbonizada, ya que agregarán sabor y textura. El resto se puede picar y usar en otras recetas o como condimento.

 

Presentado por: 

 

 

 

 

Te podría interesar

Más sobre Recetas

Helado de limón

Helado de limón

Nada más delicioso y sencillo de preparar que un helado de limón, hará muy felices a tus pequeños para celebrar el Día del Niño.