Corazones de alcachofas fritos con perejil

Corazones de alcachofas fritos con perejil

 

No te desanimes con la idea de preparar alcachofas. Se vuelve sencillo una vez que lo dominas, y estos bocados crujientes y cremosos valen el intento

 

Porciones: 6.

Ingredientes

 

  • 6 alcachofas
  • 1 limón, el jugo
  • 15 g de mantequilla salada
  • 2 cdas. de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo, pelado
  • 1 puñado de perejil, picado
  • 150 ml de caldo de verduras

 

Procedimiento

 

  1. Para preparar las alcachofas, retirar las hojas exteriores más duras, hasta que las hojas empiecen a sentirse suaves al tacto y se vuelvan más pálidas. Usar un cuchillo afilado para recortar la piel verde que se encuentra alrededor de la base de la alcachofa y el tallo.
  2. Cortar de manera horizontal a través de la parte superior de la alcachofa justo hasta el punto donde las hojas se encuentran con el corazón. Luego cortar a través de la parte inferior para obtener un disco grueso y plano. Desechar todas las hojas y extraer el corazón. Reservar los corazones en un tazón grande con suficiente agua y jugo de limón para evitar la decoloración.
  3. Colocar la mantequilla y el aceite de oliva en una sartén grande, agregar el ajo y calentar a fuego medio hasta que la mantequilla se haya derretido. Añadir los corazones de alcachofa, boca abajo, y cocinar durante 3 a 5 minutos, girando, hasta que estén ligeramente dorados.
  4. Agregar el perejil y sazonar con un poco de sal y pimienta. Incorporar el caldo, cubrir la sartén y cocinar por 20 minutos o hasta que los corazones estén tiernos. Quitar la tapa, voltear y cocinar hasta que el líquido se haya evaporado. Servir caliente o a temperatura ambiente.

 

Maridaje Food and Travel

 

Vino blanco color ámbar, brillante, con acentos a almendras tostadas y un suave fondo de pimienta y salinidad. En boca, muy buena acidez, suaves notas tostadas, final largo.

Sugerencia: Amontillado del Príncipe, Marqués del Real Tesoro.