Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Cortes americanos a la parrilla

Cortes americanos a la parrilla

 

Dos chefs expertos nos mostraron las nuevas técnicas de cocción de asado a la parrilla para cortes americanos de res y de cerdo, en una dinámica clase en el  Weber Original Store Polanco, organizada por la U.S. Meat Export Federation.

Ésta comenzó con una explicación detallada de las características que ambas carnes deben tener para elegirla mejor. La de res debe mostrar un color rojo cereza, debe ser suave al tacto y tener brillo.

La de cerdo debe tener un color rosa salmón y no tener un aroma pesado, como de pasto o rancho, sino más dulce. Las carnes utilizadas en esta clase fueron el perfecto ejemplo de los cortes ideales.

 

 

A ambos tipos de carne se les untó aceite de olivo, que ayuda a que no se pegue a la parrilla y evita que se queme la proteína, y se les roció un sazonador con distintos ingredientes a cada una: a la de res se le puso uno con sal, ajo, pimienta, cebolla, ajo quebrado; y a la de cerdo, uno con sal, azúcar, chile Tajín, chile ancho tatemado, comino, orégano, ajo y cebolla deshidratados.

La primera carne que se colocó en la parrilla fue la de cerdo, un corte cowboy entero, ya que permanecería dentro por media hora para rostizar su exterior a fuego lento, a una temperatura de 145 grados Fahrenheit.

Mientras tanto, preparamos los cortes rib eye de res, los cuales se colocaron en la parrilla sólo unos minutos, a 450-550 grados, y dependiendo el tipo de cocción: término medio, cuatro minutos, y de tres cuartos, cinco minutos. Al salir, la carne se mostró jugosa y muy suave al paladar.

 

 

Después de media hora que la carne de cerdo permaneció en la parrilla, se cortó en varios pedazos para cocinar su interior con aceite de olivo y miel, para darle un sabor más dulce.

El sazonador mencionado con anterioridad, se roció hasta este momento. Cada pedazo se coció de tres a cuatro minutos por cada lado, a fuego directo. El resultado fue una carne rostizada en su exterior, pero suave en el interior.

Los Weber Grill Ambassador que nos impartieron esta exquisita experiencia fueron Christian Duthoy y Marco Albarrán