Awards food and travel
Lenovo¡Vota por tus favoritos!

Craft Society, para amantes de las alitas y la cerveza

Artesanal es la palabra que define la misión de Craft Society, la cual cumplen desde que entras al restaurante y observas la propuesta de diversos artistas plásticos locales. Sus estantes lucen tazas, platos y vasos de cerámica o joyería labrada a mano, que puedes adquirir. Fotos: Michelle Burgos. 

Esta es una maravillosa plataforma para nosotros, ya que nos apoyan muchísimo. Sus comensales nos conocen, compran y no nos cobran por exponer nuestras piezas”, explica Marina, dueña de Matope cerámica, de quien encontrarás juegos para mezcal y bellos collares.

Luego, al caminar al interior verás en las paredes los murales de Jordi Prats reverenciando a la cerveza. Esto es una pista de su amor por esta bebida fermentada, de la que encontrarás 90 etiquetas de distintas nacionalidades, con las que podrás maridar cada platillo, entre ellas Goose Island, Morrigan, Bocanegra y Ticus. En el menú hay sugerencias de los estilos de cerveza que maridan bien con cada plato, pero si tienes dudas, siempre puedes preguntar al mesero.

Al sentarte, prepárate para un menú casual pero muy serio. La encomienda del chef Ricardo Regalado fue trabajar con alitas de pollo y que no hubiera frituras. Lo que cumplió al pie de la letra con una propuesta colmada de sabor, en la que destacan: las orientales marinadas con salsa dulce de miel y soya, y terminadas con ajonjolí; las de aguachile con una fina acidez y picor que otorgan el limón y el cuaresmeño donde reposaron; y las craft society wings elaboradas con una reducción de cerveza honey con chocolate semiamargo y un toque de cocoa extra brut. Para acompañar cada plato, ofrecen golosas salsas en las que puedes sumergir tus alitas como BBQ y ajo, jitomate rostizado, piña y quelites, mango y hoja santa, albahaca y maracuyá.

Para complementar el menú encontrarás varias opciones de hamburguesas. Te recomendamos la de portobello con pimienta a la plancha, cuyo pan se elabora ahí mismo y le añaden malta oscura para hacerlo único. Aunque si prefieres la proteína también puedes elegir entre la de res o de pollo crocante.

Para finalizar la comida, los amantes del chocolate agradecerán la trufa de malta, un bizcocho de mousse de chocolate semiamargo y malta, espolvoreado con cocoa, que se distingue por su delicioso equilibrio de sabores. Cheque Promedio: $250 pesos. Dónde. Plaza Luis Cabrera 16, Roma. FB: Craft Society MX