Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Croquetas de bacalao

Estos crujientes bocados combinan pescado fresco con ajo, aceite  de oliva virgen extra y perejil.

 

Receta:  Croquetas de bacalao con taramosalata de bacalao y chutney de pimiento rojo. 

 

Porciones: 4.

 

Ingredientes

 

Para las croquetas

  • 500 g de lomos de bacalao, sin piel
  • 2 cdas. de sal de mar
  • 1 cebolla, picada
  • 1 cda. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo, finamente rallado
  • 15 g de mantequilla sin sal, derretida
  • 350 ml de leche entera
  • 3 cdas. de perejil, finamente picado
  • 2 huevos, ligeramente batidos
  • 100 g de harina de trigo
  • 100 g de pan molido
  • 200 ml de aceite de girasol, o cantidad suficiente para freír

 

Para el chutney de pimiento rojo y cebolla

 

  • 50 g de cebolla morada, pelada y picada
  • 3 pimientos rojos, sin semillas y en rebanadas
  • 4 chiles rojos, sin semillas y en rebanadas
  • 1 lata de 400 g de jitomates en conserva
  • 4 dientes de ajo, rallados
  • 150 g de azúcar de palma de coco
  • 150 ml de vinagre de vino tinto

 

Para la taramosalata de bacalao

 

  • 75 g de hueva de bacalao o de cualquier otro pescado
  • ½ limón, el jugo
  • ½ cdta. de mostaza de Dijon
  • 3 cdas. de mayonesa
  • 2 cdas. de crema para batir

 

Procedimiento

 

  1. El chutney se puede preparar unos días antes. Colocar la cebolla, los pimientos y los chiles en un procesador de alimentos y picar finamente. Transferir a una cacerola junto con el líquido de la lata de tomates, el ajo, el azúcar, el vinagre y 1 cdta. de sal de mar.
  2. Colocar los tomates en una tabla, picar finamente y agregar a la preparación anterior. Llevar la mezcla a ebullición durante 5 minutos. Reducir el fuego y dejar cocer a fuego bajo por 45 minutos, revolviendo constantemente para evitar que se queme, hasta que quede una salsa espesa.
  3. Transferir la cantidad que se vaya a utilizar a un recipiente para servir y colocar el resto en un frasco para almacenar en el refrigerador hasta por 10 días.
  4. Aparte, poner todos los ingredientes para las taramosalata de bacalao en un miniprocesador y moler hasta obtener un puré suave. Transferir a un tazón para servir y reservar.
  5. Espolvorear los pescados con sal de mar por ambos lados y refrigerar durante la noche. Luego, colocar en una sartén con agua fría y cocinar a fuego bajo durante 5 minutos. Escurrir bien, dejar enfriar por completo, picar finamente y reservar.
  6. Calentar el aceite de oliva en una sartén y freír la cebolla y el ajo durante 8 minutos, revolviendo con frecuencia para evitar que se quemen. Agregar la mantequilla derretida y la harina, revolver bien.
  7. Calentar la leche en una cacerola y, cuando empiece a burbujear, retirar del fuego y agregar poco a poco a la preparación. Cocinar a fuego muy bajo hasta que se convierta en una pasta. Transferir a un recipiente y cubrir con plástico autoadherente.
  8. Dejar enfriar por completo. Una vez que la mezcla esté fría, agregar el perejil y el pescado. Sazonar e incorporar bien. Formar aproximadamente 32 bolitas.
  9. Calentar el aceite a 170 o 180 °C en un wok o una sartén grande. Freír unas cuantas piezas al mismo tiempo durante unos
    5 minutos, hasta que estén doradas y cocidas.
  10. Controlar la temperatura para que no se doren demasiado antes de que estén calientes por dentro. Transferir a una charola y mantener caliente en un horno a temperatura baja hasta que el resto de las bolitas estén listas.
  11. Servir acompañadas de taramosalata de bacalao y chutney de pimiento.

 

 

Maridaje Food and Travel

 

Vino blanco color amarillo paja, aromas a grosella  madura, melón y frutas exóticas; en boca resaltan las frutas tropicales.
Sugerencia: Private Bin Sauvignon Blanc y Villa Maria.