“Evitar el desperdicio de alimentos, trabajar de manera local, educar para alimentar, ver por el otro generosamente e interesarse por su bienestares para David Hertz la base de un sistema alimentario sano y balanceado.

Después de viajar durante siete años por diversos países, David encontró en el compartir y en la comida, un sinfín de posibilidades que, al regresar a su hogar en Brasil, comenzaron a tomar forma y a dar frutos.

 

David Hertz

Aunque el concepto de “gastronomía social” ha venido tomando fuerza desde las últimas décadas, es un hecho que la gastronomía siempre ha sido un tema social; desde que el ser humano necesita alimentarse para vivir, el comer y todo lo que ello implica, es una parte fundamental de toda sociedad; como lo plantea David, “la comida es un poderoso agente transformador y de inclusión social”.

 

 

Gastromotiva

Se trata de equilibrio, de respeto y de tolerancia, de entender que los seres humanos compartimos este planeta con muchos otros seres vivos y que todo es un ciclo.

Así nació Gastromotiva, una Asociación Civil que pretende transformar la vida de muchas personas en diversas situaciones de vulnerabilidad, desde inmigrantes hasta presos, a través de la comida y la gastronomía. En 2006, David dejó su trabajo en un restaurante para enseñar a jóvenes de las favelas a cocinar en su propia casa, sin cobrar nada por ello.

 

El sueño comenzó

El sueño que comenzó a nivel local ha cruzado fronteras y ha logrado expandirse hasta nuestro país, portando la bandera de un movimiento internacional y contando con el apoyo de varias instituciones y chefs de los cinco continentes; de esta manera Gastromotiva busca construir puentes de desarrollo desde diferentes trincheras, para luchar contra los múltiples desafíos que presenta nuestro mundo, como el desempleo, la inseguridad alimentaria, el desperdicio de alimentos, el deterioro del medio ambiente o la desigualdad social.

 

 

Gastronomía social

Canalizar y ampliar todas las posibilidades que la gastronomía social puede ofrecer es el propósito. “No basta con que la comida sea buena, debe hacerle bien a la sociedad”.

Gastromotiva promueve la emancipación y el desarrollo humano desde la educación, para aportar soluciones a problemas de salud y contribuir a que las políticas públicas sean más efectivas, buscando finalmente fortalecer las identidades culturales regionales vinculadas profundamente a los hábitos y tradiciones alimentarias.

Cada pieza del rompecabezas es importante; para David, enseñar y transmitir el conocimiento, es fundamental al conectar con la gente y hacer unión para fortalecer relaciones.

Gastromotiva pone sobre la mesa un programa de enseñanza y capacitación culinaria y empresarial, y trabaja con una red de establecimientos gastronómicos que proporcionan oportunidades laborales a los alumnos.

En México, establecimientos como Fonda Fina, Eno, Lalo! y Maximo Bistrot, Rosetta y Pujol, son algunos de los que conforman esta red.

 

 

Refettorio Gastromotiva

Aún queda mucho por hacer pero ya se ha sembrado la semilla. Gastromotiva se encuentra actualmente en São Paulo, Río de Janeiro, Salvador, Curitiba y México; y es uno de las muchas iniciativas que se han ido generando alrededor de la Tierra para hacer un cambio.

 

Food for Soul

Otro ejemplo es Refettorio Gastromotiva, un comedor social en colaboración con la fundación Food for Soul, de Massimo Bottura y la reportera Ale Forbes, para restaurar o recuperar los alimentos y promover la dignidad de las personas.

No es coincidencia que David Hertz, haya sido nominado por segundo año consecutivo como uno de los 10 finalistas al Basque Culinary World Prize, un premio que reconoce las iniciativas que emplean la gastronomía como motor de cambio en distintos ámbitos.

Sin duda, David Hertz estaba en lo correcto cuando pensó que la cocina podría constituir una alternativa a la delincuencia o el desempleo, porque la comida alimenta de una manera social que trasciende.

Sé parte del movimiento y sigue a @gastromotiva / gastromotiva.org 

Te podría interesar

Más sobre Chefs

VER MÁS