Celebrar el amor es una fiesta que no debe tener fin. Si tienes la oportunidad de escaparte con tu ser más querido, aprovecha la ocasión para cruzar el Atlántico y disfrutar al estilo francés. Por ello Atout France, la Agencia de Desarrollo Turístico de Francia, propone un pequeño recuento de cinco lugares para revivir grandes historias de amor, desde las playas de Deauville hasta la Costa Azul pasando por París.

Deauville en Normandía

Francia

Las playas de Deauville en Normandía son escenario de una de las grandes historias de amor en Francia. La historia de Un Hombre y Una Mujer, película que ganó el premio Oscar a Mejor Película Extranjera en 1967. Más de 50 años después, repetir el beso en la perla de la costa fleurie es una experiencia que se debe vivir. Elegancia, carreras de caballos y seducción con clase son algunas maravillas que ofrece el encanto de Deauville.

Hotel du Palais en Biarritz, Francia

Francia

Eugenia de Montijo fue la viva inspiración de Napoleón III para construir este palacio en la playa de Biarritz, pueblo de pescadores donde la emperatriz amaba vacacionar. Ahora la residencia imperial, construida en forma de E en homenaje a Eugenia, se ha transformado en un lujoso hotel. Su estilo de Segundo Imperio y su vista infinita al mar, convierten al Hotel du Palais en uno de los lugares más románticos de Francia.

Mónaco, joya de la Costa Azul

Francia

Grace Kelly y el Príncipe Rainiero III vivieron su historia de amor en Mónaco. La joven actriz estadounidense se convirtió en una leyenda inolvidable del Principado, que se puede descubrir a la orilla del mar Mediterráneo gracias a un recorrido llamado Grace de Mónaco. Un vínculo que logró crecer más allá de lo convencional en este lugar mítico ubicado a los pies de los Alpes, que es a la vez un sueño y una realidad.

Moulin Rouge en París, Francia

Francia

La historia que contó Baz Luhrmann en su película Moulin Rouge es conocida por todos y aunque representa los clichés de París en todo su esplendor, no se puede dejar de mencionar. La gran historia entre Satine y Christian cuyo amor imposible termina en tragedia, es el reflejo de París en la belle époque, entre el carismático cabaret, el cancán, la moda y el lujo parisino. Hoy es una sala de cenas y espectáculos que conserva su esencia mitológica y que vale la pena conocer. 

El Castillo de Versalles

Francia

Luis XV y Madame Pompadour protagonizan una historia de amor que tiene al castillo de Versalles como telón de fondo. El majestuoso espacio transporta a la época más dorada y vistosa de la historia de Francia. Madame de Pompadour era una mujer carismática, amante del monarca, por lo cual el Rey hizo construir para ella en Versalles, el Palacio Trianón. Aunque dejaron su relación íntima en 1751, Madame de Pompadour siguió siendo una amiga y confidente muy cercana del Rey hasta su muerte.

Te podría interesar

Más sobre Destinos del mundo

VER MÁS