Día 8: Kevin Cherkas, festín para los sentidos

Del segundo atrio más grande del planeta a una de las Nuevas Maravillas del Mundo: así transcurrió el itinerario del chef Kevin Cherkas y su esposa Virginia, quienes se encuentran de visita en México conociendo lo mejor que el país tiene por ofrecer de la mano de Food and Travel México.  Fotos: Rodo Vallado. 

Selvas de Yucatán | Kevin Cherkas

Temprano por la mañana nuestros visitantes realizaron su check out del hotel Grand Velas Riviera Maya, para luego pisar a fondo el acelerador del vehículo Mazda que los ha transportado a lo largo de este viaje. En pocos minutos dejaron atrás Quintana Roo y se adentraron en las selvas del estado de Yucatán, donde permanecerán durante el resto de la travesía.

Por supuesto, Kevin y Virginia aprovecharon la primera oportunidad de degustar auténtica comida yucateca, sin importar si se trataba de un sencillo restaurante de carretera: Doña Tere’s.

Allí, los encargados de Cuca, en Bali, quedaron sorprendidos con la diversidad de formas que pueden adquirir la carne de cerdo y la tortilla, además de que pudieron degustar por primera vez delicias locales como el queso relleno y los tacos de lomito. Y eso era solo el principio…

 

Kevin Cherkas

 

Izamal | Kevin Cherkas

Tras cerca de hora y media de autopista, jungla y música pop, arribamos con ellos a Izamal, Pueblo Mágico, en cuyas calles se despliegan todos los matices del color amarillo. Fundado en el siglo XVI sobre las ruinas de antiguos templos mayas, en esta encantadora comunidad no hay rincón que el color no ocupe, sobre todo en días de feria y fiesta, como comprobaron nuestros invitados.

A mitad de la plaza y al ritmo de salsa, Cecilia Núñez, Editora General de Food and Travel México, le enseñó a Kevin Cherkas que los mexicanos llevamos el ritmo en el corazón y que cualquier pretexto es bueno para bailar.

Delicias callejeras

Ya animado por las clases de danza exprés, el chef ejecutivo de Cuca, estimuló sus sentidos con los olores, formas y colores que adquieren los ingredientes yucatecos al ser transformados en delicias callejeras, como naranjas dulces con chile, tacos de salpicón y marquesitas calientes.

 

Kevin Cherkas

 

Convento de San Antonio | Kevin Cherkas

Todavía con un sabor agridulce y cítrico en el paladar, visitamos el Convento de San Antonio, prodigio de la arquitectura virreinal cuyo atrio, de 7,806 metros cuadrados, es considerado el segundo más extenso del mundo, solo detrás del de la Basílica de San Pedro en El Vaticano.

 

Música, cantos y devoción

La feligresía colmaba la iglesia, y Virginia Entizne, esposa del chef y originaria de Salamanca, España, no puedo evitar comentar que, a diferencia de su país de origen, en México los templos católicos están siempre llenos de vivacidad. Para ella, su viaje por nuestro país ha sido una experiencia reveladora por la posibilidad descubrir una cultura vibrante, antigua y lejana como la mexicana con la familiaridad de la misma lengua.

 

Kevin Charkas

 

Paseamos por el mercado, entre sombreros de jipi japa y frutas en almíbar; el sol pintó sombras más rectas sobre los edificios de Izamal (todos amarillos) y se hizo evidente que la hora de comer estaba cerca, aunque, como afirma Kevin Cherkas:

“… En México siempre es hora de comer y de comer muy bien”.

Kinich Izamal | Kevin Cherkas

Fue el lugar elegido para hacerle honor a la frase del chef. Allí, bajo de una palapa fresca, los invitados de honor a los Food and Travel Reader Awards, presenciaron cómo un sencillo puño de masa se convierte en maravillas: al calor de un comal de piedra, las cocineras mayas del restaurante mostraron a Kevin y Virginia su destreza inflando tortillas.

 

El chef probó una recién hecha (suave, caliente, tersa) y experimentó el verdadero “amor a primer mordida”.

 

Kevin Charkas

 

El menú

Ya en la mesa, llegó el difícil momento de escoger algo del menú; superado el dilema, frente a nosotros colocaron papadzules de relleno negro, panuchos humeantes y tacos de cochinita pibil.

La especialidad de la casa, el venado almendrado, recibió halagos durante todo el almuerzo, mientras que la chaya (hoja presente en el agua, los tacos, las empanadas) se granjeó palabras de admiración por su sabor y versatilidad.

Luego de devorar un flan casero y un dulce de papaya horneada, dejamos Kinich Izamal a pesar de la resistencia de Kevin Cherkas, quien regresó al interior del restaurante a despedirse de la tortillera maya, a quien ahora llama “su novia”.

 

Kevin Charkas

 

Chichén Itzá con Kevin Cherkas

Volvimos a la carretera, que nos llevó directo y casi sin curvas hasta la zona arqueológica de Chichén Itzá. Allí, a mitad de una noche estrellada y bajo la luna menguante, Kevin y Virginia caminaron entre los templos, juegos de pelota y columnatas de esta imponente ciudad maya.

Templo Kukulkán

Entonces llegó el momento del espectáculo, que a través de luces y videomapping plasma sobre el Templo de Kukulkán la historia sagrada del Popol Vuh, texto indispensable de la cosmogonía maya. Ceibas y cascabeles; cráneos, dioses y constelaciones sobre esta pirámide, considerada Nueva Maravilla del Mundo Moderno.

Al finalizar el show solo se escuchaban los grillos. El chef Kevin, contrario a su costumbre, permaneció en silencio durante algunos minutos hasta pronunciar un contundente: “Este lugar es extraordinario”.

 

 

El chef Kevin Cherkas y Food and Travel recorrieron diversas rutas de la República Mexicana a bordo de las fascinantes Mazda.  

¡Checa el video!

[mom_video type=»youtube» id=»WhaUWKadEuQ»]