Explora la arquitectura georgiana y visita sus divertidos pubs, sin olvidar la abundancia de productos que posee la capital de Irlanda, dice James Williams.

¿Por qué ir? Alguna vez la segunda ciudad del Imperio Británico, es ahora un edén cosmopolita y multicultural, a pesar de su pequeño tamaño. Además, el verano llegó y en los patios del castillo de Dublín empieza el concurso de castillos de arena, al cual nadie se resiste a entrar.

¿Qué hacer? Visita la famosa estatua de Molly Malone en Suffolk Street, mejor conocida como The Tart with the Cart (La Golfa de la Carreta) se trasladó a esta calle desde su lugar de origen en Grafton Street; se dice que volverá allí en algún momento de este año. En este lugar encontrarás tiendas icónicas como la de Brown Thomas (brownthomas.com), que abrió sus puertas en 1848. A pocos pasos de distancia, únete a los eruditos y escribanos de Trinity College (tcd.ie), cuya biblioteca de madera se remonta a 1592.

La pieza principal es el Libro de Kells, que cuenta con vívidas ilustraciones de evangelios que se cree fueron escritos en el año 800 a.C. Pasea por el frondoso parque St. Stephen’s Green, a través de la casa de Oscar Wilde en Merrion Square, y por Leinster House, lugar que alberga al actual Parlamento y que sirvió de inspiración para el diseño de la Casa Blanca. Asegúrate de visitar la Galería Nacional de Irlanda para admirar las obras de Jack Butler Yeats y el Museo Nacional de Irlanda (museum.ie) por su arqueología y su muestra de historia natural. Los conciertos de música clásica hacen del National Concert Hall (nch.ie) un destino de primer nivel. La Orquesta Sinfónica Nacional RTÉ tiene un programa repleto que incluye artistas irlandeses e internacionales.

¿Dónde quedarse? Si buscas un refugio elegante, dirígete al hotel Merrion (merrionhotel.com), que en realidad se trata de cuatro casas georgianas unidas, ubicadas a corta distancia de Leinster House. Las habitaciones están decoradas con una gama de colores ligeros y sutiles, inspirados en las pinceladas del pintor Paul Henry. Sin embargo, muchos se hospedan aquí solo por la comida, ya que dentro del hotel se encuentra el restaurante de cocina irlandesa contemporánea The Cellar y el restaurante Patrick Guilbaud, poseedor de dos estrellas Michelin. El Hotel Gibson (thegibsonhotel.ie) tiene vistas al puerto de Dublín y un bar en la azotea. Aunque tiene un fuerte contrincante: The Clarence (theclarence.ie) propiedad del vocalista de U2, ubicado en la animada zona de Temple Bar.

¿Dónde comer y beber? Los icónicos pubs del barrio Temple Bar siguen vivos. Cerca de Wellington Quay se encuentra Bison Bar (bisonbar.ie), con su comfort food estadounidense, whiskies japoneses y cocteles artesanales. The Workmans Club (theworkmansclub.com) es un espacio de conciertos, teatro y comedia con un bar. Dame Lane y South Great George Street son el epicentro de la vida nocturna. La comida aquí tampoco se queda atrás. Los productos irlandeses tienen un toque francés en l’Gueuleton (lgueuleton.com), cuyo chef, Aoife Barker, se formó en la reconocida Ballymaloe Cookery School. Prueba los ceviches y los fideos en el restaurante mexicano contemporáneo 777 (777.ie) y elige uno de los tequilas de su larga lista. En Chapter One (chapteronerestaurant.com), el chef Ross Lewis prepara su menú con quesos, carnes, pescados y mariscos de los alrededores. El mejor fish and chips de la ciudad está en Beshoff Bros (beshoffbros.com), cuyo fundador, Ivan Beshoff, sirvió en el acorazado Potemkin antes de llegar a las costas de Dublín. Si quieres tomar una cerveza Guinness, dirígete a Toner (tonerspub.ie), un maravilloso bar de antaño donde podrás degustar una pinta de este elíxir negro.

¿Se te acaba el tiempo? Los seguidores de James Joyce deben tomar el tren a Sandycove y visitar la Torre y el Museo James Joyce. jamesjoycetower.com

Tip de viaje Otro lugar para probar cerveza Guinness, es Guinness Storehouse. Su centro de visitantes está coronado con un bar conocido como Gravity Bar, justo en la azotea del mismo. guinnessstorehouse.com

Información de viaje

La moneda es el euro (1 EUR = 20.49 MXN), y el huso horario es GMT + 0. Los vuelos desde la Ciudad de México duran aproximadamente 20 horas. La mejor época es durante el verano, cuando la temperatura es perfecta.

Cómo llegar

Air France (airfrance.com) vuela desde la Ciudad de México a Dublín vía Atlanta, París o Amsterdam. Viaje redondo desde $1,320 USD.

Recursos Visit Dublin
(visitdublin.com) es el sitio web oficial de turismo de la ciudad y se actualiza regularmente con fechas de eventos y actividades. visitdublin.com

Más información

Dubliners de James Joyce ($14 USD, amazon.com) es una colección de historias que llega al corazón de la sociedad de Dublín de principios del siglo XX.

Te podría interesar

Más sobre Destinos del mundo

VER MÁS