Una ciudad llena de probabilidades, fácil de caminar, donde te sientas segura al andar—a cualquier hora—con una conectividad de transporte público envidiable y más planes tentadores que horas en el día. Viajar sola a Nueva York te permite estar contigo misma, reservar una mesa para una en un restaurante reconocido, o deleitarte con un kebab, una hamburguesa o una pizza sentada en la banca de un parque.

Aquí, deambular por un museo sola, caminarlo todo, escuchando el paisaje sonoro, sentarte a ver un musical de Broadway o tomar un café con desconocidos que parecen amigos de antaño, significa que estás entregándote a la seducción del destino, como debe de ser. Fotos: Cortesía, Adobe Stock y Unsplash.

 

Viajar sola a Nueva York

 

En una ciudad tan cínica como Nueva York, ¿tiene sentido creer en el flechazo?”, se pregunta la columnista Carrie Bradshow en la primera temporada de Sex and the City, la serie que nos enseñó, al menos a una generación completa, a enamorarnos de una ciudad más que de sus habitantes.

Quienes ya probamos las mieles de viajar solas, y nos volvimos adictas a ellas, entendemos que el verdadero flechazo que se vive en un destino como Nueva York es el que dirige la lanza al enamoramiento profundo hacia ti misma, mientras exploras una ubre vibrante, repleta de rascacielos, parques y cultura desbordante.

 

72 horas para viajar sola a Nueva York y enamorarte de la ciudad

 

Elige un hotel encantador

 

Siempre conviene optar por sitios bien ubicados y con un buen servicio de concierge para tener más contacto con el personal. Así puedan brindarte un asesoramiento más personalizado y dedicado al viajar sola a Nueva York. El hotel Moxy Chelsea hace honor al vecindario con su fachada industrial y su elevado atrio estilo invernadero. Ubicado en la calle de las plantas, brinda vistas imperdibles por sus ventanas de piso al techo y de pared a pared.

 

Moxy Chelse, para hospedarte al viajar sola a Nueva York

 

 

Déjate seducir por las novedades del paisaje urbano

 

Little Island es un parque flotante sobre una estructura conformada por 132 pilotes de hormigón en forma de tulipanes. Está dividido en distintos niveles, los cuales se conectan por escaleras y senderos zigzagueantes repletos de árboles, flores y arbustos locales, plantados estratégicamente para recibir la luz del sol. Brinda vistas imperdibles de la ciudad y conecta con Manhattan por una pasarela que va desde Meatpacking District hasta los pilares del antiguo e histórico Muelle 54, en el río Hudson.

 

Little Island, una imperdible al viajar sola a Nueva York

 

Tu cita con el artista

El despliegue de arte de Nueva York es alucinante. Visita el Whitney Museum of American Art, que hasta el 5 de septiembre de 2022 presentará la bienal de Whitney. Desde 1932, esta exposición ha examinado y mostrado el arte estadounidense, reflejando y dando forma a la conversación cultural a nivel mundial. La exposición Jean-Michel Basquiat: King Pleasure se presentará hasta el próximo 4 de septiembre en el edificio Starrett-Lehigh, en el barrio de Chelsea.

Esta es la exposición más intima y personal del artista neoyorquino, pues, además de que su familia se encargó de seleccionar las 200 obras y objetos personales que se exponen, el 80% de las piezas son inéditas.

 

The Whitney Museum of American Art

 

Apasiónate por las alturas

 

Otra de las grandes aperturas que se dieron durante la pandemia es The Summit, un espectacular mirador que abrió sus puertas el 21 de mayo del 2021 en la cima del One Vanderbilt. El rascacielos cuenta con una espectacular plataforma de cristal situada a 369 metros de altura, un mirador que permite contemplar Manhattan desde una óptica muy distinta. El artista local Kenzo Digital creó esta experiencia hipersensorial distribuyendo espejos entre los pisos 91 y 93. A través de sus innumerables fragmentos, la instalación crea un mosaico infinito que transforma y multiplica la percepción de Nueva York.

 

The One Vanderbilt

 

Otra atracción imperdible es The Edge, que con sus 110 pisos se ha convertido en el rascacielos más novedoso de la ciudad. Su terraza al aire libre se encuentra a 335 metros de altura. Tiene un bar en las alturas y un vertiginoso suelo de cristal que te invita a mirar los 100 pisos que están bajo tus pies. Una de sus experiencias más emocionantes es City Climb, que consiste en caminar, inclinarse y hasta asomarse desde una plataforma al aire libre a más de 365 metros de altura.

 

The Edge, Nueva York

 

 

Idilio musical en Broadway

 

Sin duda, Broadway es uno de los corredores teatrales más célebres del mundo, y en sus más de 40 recintos hay obras para todos los gustos. A lo largo de sus 21 kilómetros recorre, en diagonal, la isla de Manhattan y, a su paso por cada barrio, se transforma completamente. A partir del 1 de mayo, no es necesario presentar certificado de vacunación para asistir a algún musical, pero sí es obligatorio el uso de cubrebocas durante toda la función.

 

Broadway, Nueva York

 

Para viajar sola a Nueva York, puedes elegir entre los vuelos de Viva Aerobús, que conectan a la Ciudad de México con la «Ciudad que nunca duerme». Y para tener un acceso total a la ciudad, compra el CityPASS.

Para más información e inspiración visita nycgo.com 

 

También te puede interesar: Viajeras responsables, viajeras conscientes

Cecilia Núñez

Cecilia Núñez

Es periodista de viajes y gastronomía. Directora Editorial y socia de Food and Travel México, y locutora en Imagen Radio. A lo largo de 19 años de carrera, ha publicado sus crónicas de viaje y gastronomía acerca de más de 50 países en medios nacionales e internacionales. Ha creado, desarrollado y editado el concepto de secciones especializadas en viajes en diversos periódicos mexicanos y programas de radio. Síguela en Instagram como: @cecinunez

Te podría interesar

Nuevas tecnologías en hoteles

Nuevas tecnologías en hoteles

La nueva normalidad ha acelerado el nacimiento y la presencia de nuevas herramientas en el sector turístico, las cuales no solo ayudan a cumplir los protocolos de sana distancia, sino que facilitarán las operaciones en el interior de los establecimientos de hospedaje.

Más sobre Columnas

Té: su viaje a occidente

Té: su viaje a occidente

Conoce cómo es que el té llegó a Occidente y cuáles fueron los primeros países en popularizarlo, mucho antes que Inglaterra. ¡Te sorprenderás!