La malta fermentada de cereales es el origen del agua de vida, el whisky. Llamado así por sus creadores, los celtas, y disfrutado actualmente en la mayor parte del mundo. Por, eso nos reunimos con La Europea México, que organizó un evento exclusivo para catar cinco etiquetas de whisky, a la par de divertirnos con boliche y los sabores del restaurante Dao de Alboa.

A pesar de ser creado desde hace más de cinco siglos y actualmente en seis países principalmente, el whisky encontró su nacionalidad original en Escocia, gracias a los monjes que documentaron su destilación por primera vez en 1494. La cata dirigida por la sommelière Giovanna Kuri, comenzó con una indicación, “huelan y saboreen cada una de las bebidas que tienen en frente, de izquierda a derecha. Después me dicen cuál es su favorita”.  Pasados unos instantes, todos queríamos saber cuáles eran los nombres de nuestros favoritos. Es importante mencionar que se llama whiskey cuando su origen es irlandés, y whisky cuando proviene de otras regiones. Mientras que el bourbon es estadounidense.  

La Europea

El whisky y el bourbon son miembros de una misma familia y como tal, tienen sus semejanzas y diferencias. Makers Mark, Bourbon, una de las etiquetas catadas nos entregó notas de caramelo, nueces y maderas, con sabores ligeramente cremosos a vainilla y nuez. Es americano y para llamarse bourbon, debe estar hecho con mínimo 51% de maíz; para la elaboración de éste y hacerlo Premium, se utilizó casi 75% de ese cereal. La diferencia entre ambos tipos de destilado, fue más notoria al probar Bushmill Black Bush, whiskey irlandés con notas más intensas a fruta y nueces, esto debido a su triple destilación y añejamiento en barricas de jerez.

La intensión de probar sin conocer primero la etiqueta, es apreciar el producto por sus cualidades”, mencionó la sommelière, antes de revelarnos las siguientes etiquetas. Johnnie Walker, Black Label; y Bruichladdich, Single Malt. El primero, un blend de Escocia, tenia gusto ligeramente dulce y con un suave dejo de amargor, cremoso y con notas a caramelo y madera. Mientras que el segundo, tenía un gran balance de ahumado con toques de peras y cítricos, nos pareció elegante y clásico.

La Europea

Antes de pasar a jugar bolos entre nosotros, catamos la última etiqueta de La Europea: Ole Smoky Apple Pie, un destilado amable, con recuerdos a tarta de manzana, debido a que lleva jugo puro de esta fruta, canela en polvo y otras especias. Además su graduación alcohólica nos sorprendió: de apenas 20%. Se nos antojó perfecto para hacer un coctel de ginger ale y licor de naranja. Ésta bebida fue perfecta para divertirnos en el torneo en Alboa y tener todos nuestros sentidos alerta.

Para mantener la energía durante el juego, disfrutamos algunos de los platillos representativos de Dao, la opción asiática de Alboa Prime. Ahí nos deleitamos con sushi cake, atún con salmón, aguacate y masago; también buns de pork belly; beef curry con arroz blanco; y dragon roll, sushi de camarón con aguacate, mango, pepino, ajonjolí, queso crema y salsa dulce. Todas con el sazón del chef Luis Jaramillo, quien sigue las pautas del chef creativo Daniel Ovadía.  Todos los whiskies están disponibles en La Europea México.laeuropea.com.mx

La Europea

Te podría interesar

Más sobre Productos en Temporada

VER MÁS