Awards food and travel
Lenovo¡Te invita a votar por tus favoritos!

Exposición Paisajes/Pasajes: contar historias a través de espacios

 

Exposición Paisajes/Pasajes: Luciano Matus

Así fue el cierre de la exposición de Luciano Matus: Todo el arte debe renovarse, dicen por ahí, pero a veces vale la pena recordar por dónde ha viajado el artista y cómo han cambiado los símbolos con los años o las décadas, reinventándose así mismos.

Paisajes/Pasajes que se exhibió en el Museo de la Cancillería, en el Centro Histórico de Ciudad de México.

 

Museo de la Cancillería

Casi tres décadas de creación, recolectadas por relevancia y significado, se expusieron en una de las salas del Museo de la Cancillería. La curadora, Virginie Kastel, señaló que la intención del artista Luciano Matus es contar una historia a través de espacios donde te desplaza también en el tiempo.

 

Luciano Matus

Afuera, una mano sale desde los escombros y dice Luciano: “Este fue un ejercicio de hacer mi mano derecha con mi mano izquierda. Sin embargo, soy incapaz de verla y no pensar en el temblor del 19 de septiembre de 2017, pero también en los desaparecidos y también los que seguimos aquí. Dentro una maqueta del Zócalo imita al verdadero Zócalo de la Ciudad de México, pero con 32 cables que hablan en silencio sobre la historia de un México que existe antes y después de la conquista.

Mientras todos veían por última vez la curiosa, pero bien trazada compilación de las piezas de Luciano Matus, la gente también pudo disfrutar de mezcal Garrafas y vinos de Santa Carolina, que La Europea fue tan generosa en dar para un cierre perfecto a una muestra de pasado y presente.

 

 

Trajinera real | Luciano Matus

Dentro de la escena, había dos piezas que justo hablaban de gastronomía, porque es difícil extraer el alimento del hacer humano, más bien imposible. La primera eran dos manos de metate: abajo descansaba la original elaborada con trabajo de artesanos que se han pasado el qué hacer de mano en mano, mientras encima se encontraba una más pequeña, encargada por el artista, en busca de perfeccionar algo que ya por el uso es perfecto, donde se vuelve difícil señalar lo real de lo inventado.

La segunda era una maqueta de una trajinera que Luciano tuvo la oportunidad de intervenir, logrando no solo una pieza de arte, sino una pieza utilitaria. La trajinera real está en las manos de Yolcan, que es una plataforma que conecta agricultores locales, consumidores responsables y algunos de los chefs de Ciudad de México, todo para buscar el rescate en específico de las chinampas de Xochimilco y en general el campo mexicano.

 

La importancia de un pasado que casi se ha olvidado

La trajinera, como bien lo describe el artista: “Busca ser un medio de transporte, que facilite el trabajo de Yolcan, al permitirles llevar de las chinampas a tierra firme las diferentes hortalizas y vegetales que elaboran en Xochimilco. Pero también debe lucir hermosa, por eso diseñé el penacho para que fuera fácil ponerle flores naturales, de tal manera que fuera vistoso para cuando hacen eventos o cenas con chefs”. Demostrando así la importancia de un pasado que casi se ha olvidado, con un presente donde se lucha por las tradiciones.

En los próximos meses Luciano Matus viajará a Europa para intervenir diversos espacios con su arte.