La evolución de la humanidad no se podría dar si no fuera por los maestros, educadores y expertos apasionados por generar conocimiento, compartir y ver trascender su saber en los ojos del alumno hambriento por aprender.

Como en toda disciplina, en la cocina hay mentes geniales que se han entregado a formar a otros genios. A ellos les agradecemos infinitamente y por esta razón, celebramos su existencia.

Aquí los más grandes chefs mexicanos que se han consagrado a la enseñanza de la manera más generosa.

 

Ricardo Muñoz Zurita – El antropólogo y portavoz

 

Gastronomía Mexicana

Con varios libros especializados en gastronomía mexicana, entre ellos el Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana, Muñoz Zurita se ha convertido en uno de los más grandes conservadores de la cocina nacional, razón suficiente para que la revista Time lo haya nombrado “profeta y preservador de la tradición culinaria”.

Su pasión lo ha llevado a recorrer el país y adentrarse en los ingredientes de su tierra, para descubrir su raíz y extraer el arte que caracteriza cada sabor. Es notable su labor en cada platillo de sus restaurantes Azul Condesa, Azul Histórico y Azul y Oro.

 

Yuri de Gortari – Maestro de tradiciones

 

Premio Nacional de Gastronomía

Especialista e investigador de la tradición culinaria mexicana, Yuri de Gortari se ha preocupado de manera fundamental por la difusión del contexto cultural de la práctica gastronómica, por medio de la historia, las artes y la antropología.

En 2003 recibió el Premio Nacional de Gastronomía, otorgado por la Real Academia Española de Gastronomía y la Cofradía de la Buena Mesa de España.

Fundó en 2007 la Escuela de Gastronomía Mexicana, Historia, Arte y Cultura, y es conductor del programa “En la Cocina Tradicional Mexicana” de Canal Once TV, del Instituto Politécnico Nacional.

 

Patricia Quintana – Poeta de historias

 

Cocina tradicional

Patricia Quintana es una incansable viajera y embajadora de México, que ha dedicado su vida al rescate de la cocina tradicional, labor que la llevó a ser reconocida con el título de Embajadora Culinaria por la Secretaría de Turismo.

Entre investigación de campo y la producción de libros que son un referente de técnicas, productos, recetas, ha creado obras que documentan historias de vida girando en torno a nuestra dinámica gastronomía. La destacada chef ha dejado un gran legado de apreciación a los ingredientes como símbolos de identidad.

 

Eduardo García – Sabores verdaderos

 

Su cocina es sencilla y magnífica a la vez, constante en el respeto al producto y siempre imaginando experiencias únicas en su mente.

Muchos estudiantes de gastronomía lo admiran, no sólo por su historia de vida, sino por su talento para crear platillos increíbles al poner en alto un ingrediente.

Aprendió con Enrique Olvera en su restaurante Pujol, y posteriormente abrió su espacio junto con su esposa; en Maximo Bistrot, se conjuga la maestría de la técnica francesa con productos tradicionales mexicanos, resultando en la fascinación por sabores únicos en cada plato.

 

Enrique Olvera – Vanguardia y esencia

 

Con varios proyectos en las manos, Enrique Olvera no se detiene, continúa descubriendo, planteándose nuevas ideas y demostrando todo el potencial que tiene México, su gente y su tierra.

Al pensar en la comida mexicana puesta en la escena nacional e internacional, se piensa de inmediato en Enrique Olvera, el nombre que ha puesto en alto la riqueza de nuestros productos y sus posibilidades, a través de preparaciones que reconfortan y sorprenden a la vez.

La lección más grande de Olvera, es ser parte de la vida cotidiana de sus clientes, y “buscar ser el restaurante favorito de la gente, no el mejor restaurante”.

Te podría interesar

Más sobre Chefs