Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Grandes obras inconclusas en el mundo

 

Grandes obras inconclusas en el mundo

La mano del hombre modificando diversos paisajes en el mundo, ha creado verdaderas obras de arte, aunque algunas monumentales, han quedado sin terminar por distintas razones. Conoce estos monumentos o edificios en todo el mundo, que, aunque siguen sin terminarse, son grandes obras arquitectónicas, quizá, de ahí, radique su belleza.

La Sagrada Familia

Esta basílica de Barcelona, España, fue diseñada por el arquitecto Antonio Gaudí. Su construcción comenzó en 1882 y aún continúa. Es por eso que cuando vayas a una de los iglesias más visitadas del mundo, siempre verás andamios y máquinas de construcción. En su fachada se imprimen diversos estilos arquitectónicos, como el neogótico y el orgánico, imitando las formas de la naturaleza, donde abundan las formas geométricas regladas. Se prevé que concluya en 2026.

Crazy Horse Memorial

Para que la historia no sólo sea contada por los vencedores, en 1948 comenzó la construcción de este monumento tallado en una montaña. Tiene la forma del guerrero sioux oglala lakota Caballo Loco, montando a caballo y señalando al horizonte. Está ubicado en las Colinas Negras, en Dakota del Sur, Estados Unidos, tierra considerada sagrada por los nativos americanos. Cuando su construcción termine, para lo cual se siguen solicitando donativos, la estatua tendrá una anchura de 195 metros y una altura de 172 metros.

Catedral de Westminster

El templo más importante del catolicismo de Inglaterra y Gales, es una bella muestra arquitectónica del estilo neo-bizantino. La fachada está construida con ladrillo rojo y piedra de Portland y tiene un campanario que alcanza 83 metros de altura. Su interior también es hermoso: tiene más de 100 tipos diferentes de mármol y unas espectaculares columnas talladas. El detalle es que la decoración interna todavía no está terminada, aunque se inauguró desde 1903.

Edificio Intempo

Éste iba a ser el rascacielos residencial más alto de España, ubicado en Benidorm (Alicante) con 192 metros de altura y 47 plantas, pero una serie de problemas técnicos y económicos detuvieron la obra cuando ya llevaba 95 por ciento de avance. Destaca por su peculiar configuración geométrica consistente en dos torres rectas paralelas, que se encuentran unidas entre sí mediante un cono invertido de base elíptica a 150 metros de altura.

Monumento a la Revolución

Durante la época del Porfiriato (1876-1911) se levantaron grandes construcciones, que por motivo de la Revolución Mexicana no se terminaron. Tal es el caso de éste edificio que en origen sería un palacio legislativo, con grandes columnas y cúpulas europeas diseñadas por Emile Bernard. La primera piedra fue colocada en septiembre de 1910, pero más tarde se suspendió. Fue hasta 1933 que el arquitecto Carlos Obregón propuso hacer el Monumento a la Revolución; se inauguró oficialmente cinco años más tarde.