Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Inicia la temporada de chiles en nogada en Barroco

Como parte del inicio de la temporada de chiles en nogada, el chef Alan Sánchez del restaurante Barroco, en Puebla, presentó un menú que estará vigente hasta el próximo 15 de septiembre y que incluye ingredientes endémicos de la región de donde es originario este emblemático platillo.

Es bien sabido que el chef Alan Sánchez profesa un amor y respeto por el producto por lo que nos  presentó cuatro tiempos que iniciaron con una ciruela de montaña, que compra directamente de los productores apoyando así a la economía local. Acompañada de aguacate, chicharrón y rosa criolla, fue una delicia al paladar que maridó con un coctel de cítricos con ron añejo y licor de chile poblano.

Para el segundo tiempo, disfrutamos de una ensalada de tomate verde, jitomates y extracto de granada, recién traídos del huerto; acompañados de una base de setas que llegó a la mesa con aceite de trufas. Para este tiempo, el maridaje fue una cerveza Magna Imperial ale dorada que destacó por su frescura y que enalteció el dulce sabor de los frutos de la tierra.

Luego del éxtasis que ya había en las bocas de los asistentes, finalmente llegó sobre un plato de talavera, el estelar: un chile de verde intenso con un relleno compuesto de fruta de temporada como durazno, pera y manzana proveniente de San Nicolás de los Ranchos. La nogada fue preparada  con nuez de castilla y queso de cabra de Tochtepec, Puebla.  Su consistencia, poco dulce, equilibraba la nuez, la fruta y la carne molida, con la intención de que, según el chef, no se perdiera con el maridaje del tinto de uva grenache de la bodega mexicana Kruger. Un vino fuerte, con notas a vainilla y frutos rojos con 12 meses de crianza.

Mientras disfrutábamos de este festín ancestral, el chef comentó que la receta es de su inspiración y que la elabora desde hace ya varios años. La nogada, que al paladar es de textura cremosa, se sopea con un pan de agua calientito, recién salido del horno.

Para cerrar con broche de oro, el postre nos ofreció una mezcla tersa de sabores y provocó un suspiro por la belleza e su montaje. Sobre un círculo de tierra de frutos secos descansaban trozos de durazno caramelizado y pasado por soplete, terrina de pera crujiente, manzana reposada en alcohol, papel de chile poblano y un helado de especias del chile en nogada que se maridó con un coctel que incluía: licor 43, licor de chile ancho y café de la sierra norte poblana.

No pierdas la oportunidad  y deléitate con este menú que estará vigente desde hoy y hasta el próximo 15 de septiembre. Dónde: Dentro del Museo Internacional del Barroco. Vía Atlixcáyotl 2501, Reserva Territorial Atlixcáyotl, Puebla. Costos: Si deseas probar únicamente el chile $450. Menú sin maridaje: $800. Menú con maridaje: $1,200 barrocorestaurante.mx