Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Islas Maldivas, refugios en el océano

En los 26 atolones naturales que conforman las islas Maldivas, emergen  hoteles de lujo que cautivan los sentidos. Este país es único y pocos sitios tan remotos se han convertido en un must de los viajeros. Espera atardeceres infinitos e íntima conexión con la vida marina y los arrecifes de coral, aseguran Raúl Sayrols y Dulce Vega. 

Bajo al mar 

El hotel Hurawalhi es idílico para las parejas y se ubica en el atolón Lhaviyani. Para llegar a él, debes volar al Aeropuerto Internacional Velana, que se encuentra en la capital del país: Malé. Ahí una avioneta te recogerá para llevarte durante 40 minutos en un vuelo escénico por el océano Índico. Te recomendamos tener a la mano tu cámara fotográfica y abrir bien los ojos, pues la experiencia comienza desde aquí. 

La isla donde aterrizarás es privada, de aproximadamente 400 metros de ancho por 165 de largo, y su territorio está flanqueado por extensos arrecifes de coral. Quítate los zapatos y descansa en una de sus 90 villas, en las que te sentirás entre sueños. Están decoradas con detalles en madera y poseen piscinas infinity y terrazas con escenarios dignos de un poema.

Elige entre el amplio abanico de experiencias que ofrecen, desde reservar un día entero en Dream Island, un territorio aún más privado del que te sentirás dueño; excursiones de buceo guiadas hacia las barreras de coral, windsurfing, kayak, jetski, espectáculos de danzas nativas, e incluso increíbles atardeceres que merecen ser observados con una copa de champaña en mano, lo que podrás realizar en su Champagne Bar.

Las maravillas continúan en sus restaurantes, principalmente el 5,8 Undersea, cuyo nombre da una pista sobre la profundidad (en metros) a la que se encuentra. Se trata del restaurante sumergido en el agua más grande del planeta, desde el cual puedes admirar la vida marina. Al frente de los fogones está el chef alemán Bjoern van den Oever, que ostenta habilidades culinarias adquiridas en distintos restaurantes del mundo con estrellas Michelin. El menú se sirve en dos modalidades: de cinco y siete tiempos. Aunque puede variar de acuerdo con la estación y con la creatividad del chef, seguramente te deleitarás con langosta maldiva, cortes de carne con trufa negra, atún de aleta amarilla con vegetales y wasabi, y como postre, interesantes sorbetes. En Hurawalhi Island Resort todo es un deleite para la mente y los sentidos. Toma Nota Beach Villa desde $951 USD por noche. hurawalhi.com

Retiro de ensueño

Milaidhoo

Si Ariel fuera más que un cuento fantástico, éste sería uno de los lugares donde seguramente se podría avistar. Milaidhoo, perteneciente a Small Luxury Hotels of the World, se encuentra en el atolón Baa, que fue declarado por la UNESCO como una reserva de la biósfera. Solamente es posible llegar ahí por medio de una aeronave, partiendo desde el Aeropuerto Internacional de Velana. Una vez ahí, quédate tranquilo, pues al territorio lo protege una vasta muralla de coral, seguida por blanca y fina arena de la que no querrás apartar los pies durante toda tu estadía. Te sugerimos visitar el destino de mayo a noviembre, que es cuando llegan las mantarrayas, haciendo del buceo una actividad que definitivamente anotarás en tu agenda.

Aunque la isla mide tan solo 300 metros de ancho por 180 de largo, te faltará tiempo para disfrutar de todas las actividades que puedes realizar. Inicia los días apreciando el amanecer con sesiones de yoga y complementa la relajación en The Serenity Spa, cuyas cabinas tienen inspiradoras vistas al océano. Espera tratamientos basados en tradiciones africanas con hierbas y plantas locales y orgánicas. Retoma energía en su restaurante Ocean, donde tus antojos serán concedidos con un desayuno personalizado. Luego, aventúrate a practicar stand-up paddle board, a viajar en una canoa transparente para observar la vida marina, o incluso a aprender del biólogo residente, quien te contará los secretos más interesantes sobre mantarrayas, tiburones, delfines, corales y peces.

Aprecia el atardecer en Ba’theli Lounge & Restaurant, el único restaurante en su tipo en las Maldivas. Su diseño hace alusión a los botes donde se realizaba el comercio en el territorio, mientras que su menú, servido bajo las estrellas, está conformado con especias típicas del país, pescados y mariscos, además de cocteles y vino.

El hotel, perteneciente a Small Luxury Hotels of the World, cuenta con 47 espaciosas villas y tres residencias, todas decoradas con detalles en madera. También cuentan con piscina y vistas hacia el océano. Sus instalaciones están pensadas para adultos, pero aceptan niños de nueve años o más. ¿Listo para la desconexión?

Toma Nota Residencias desde $4,193 USD. milaidhoo.com Small Luxury Hotels of the World ofrece un amplio abanico de refugios idílicos, ideales para cualquier tipo de escape. slh.com

Familia holística

Taj Exotica Resort & Spa

Hay quienes creen que las islas Maldivas son solamente para adultos; sin embargo, el complejo Taj Exótica Resort & Spa se encarga de demostrar lo contrario. Este resort está pensado para familias completas y para quienes buscan un escape romántico, una dualidad que cuidan hasta en el menor detalle. Se sitúa en la isla Emboodhu Finolhu, en medio de una de las lagunas naturales más grandes de las Islas Maldivas y de nombre homónimo.

Al igual que en otros hoteles de este tipo en ese país, para llegar a él, primero debes aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Velana, donde deberás abordar un barco motorizado que te llevará hacia la aventura. En el camino espera ver decenas de mantarrayas, delfines, tortugas y peces de gran tamaño.

El primer punto que debes visitar es su spa Jiva Grande, que ofrece técnicas de relajación india desde aromaterapia, masajes, yoga y meditación. De sus seis experiencias insignia destaca Smattva, que consiste en un tratamiento de yoga personalizado y enfocado en balancear tu energía y reducir la tensión; y el Vishuddi, un tratamiento que combina técnicas antiguas de sanación y cantos para limpiar y purificar mente, cuerpo y alma. Además, aquí encontrarás una propuesta culinaria diversa al resto del resort, enfocada en el estilo “de la granja a la mesa”.

Luego, permite que el chef ejecutivo Bhasker Kargeti te consienta, especialmente en el restaurante Deep End, donde saborearás pescados, carnes y mariscos a la parrilla, además de postres creados directamente en tu mesa por el chef repostero a cargo. Pide el titulado Ópera, un plato que maravillará tu gusto y vista por su presentación con chocolate y frutos rojos, que recuerdan a una obra de arte contemporánea.

Si vas con tus pequeños, les organizarán actividades especiales, desde horneado de galletas, clases de cocteles sin alcohol, construcción de castillos de arena, carreras en sacos e incluso clases de modelaje. Por otra parte, si son un poco más intrépidos, pueden pasear en kayaks, practicar buceo, esnórquel y windsurfing.

Este resort tiene una filosofía conservacionista, por lo que invita a sus huéspedes a ir acorde con ellas. Incluso es posible plantar un jardín de coral debajo del mar con ayuda de los biólogos del resort. Toma Nota Villa Laguna con vista al mar desde $900 USD por noche con desayuno incluido. taj.tajhotels.com