A veces, el universo da fuertes sacudidas para despertar un llamado de vida o descubrir para qué hemos sido destinados. Ismael Zhu, mejor conocido como “El chino”, lo sabe muy bien. Un fraude que lo dejó sin dinero y muy endedudado, fue lo que lo lanzó al negocio de la comida. Fotos: cortesía y Mariana Mendoza. 

“Le pedí a mi papá un local que tenía para abrir un restaurante de sushi, ya que mi mamá siempre quiso poner algo japonés. Yo no sabía nada de cocina; nunca tuve una formación o educación de ese tipo, más que la que me habían enseñado en casa mis papás o mi abuelo. Todos cocinaban muy bien”.

Para aprender a preparar sushi, tomó un curso básico de dos semanas. Y para remodelar el lugar, vendió dos coches que tenía. “Por esos días, comenzaron los castings para la cuarta temporada de MasterChef. Mis amigos me insistieron que acudiera, pero yo no quería”.

 

El triunfo de Ismael Zhu

 

Ismael Zhu

 

Su sorpresa fue grande cuando se quedó, primero, entre los 54 aspirantes –de entre 10 mil–, y luego, entre los 18 que participaron en el programa. “Veía gente con una educación culinaria que yo no tenía. Estaba convencido de que no llegaría lejos. Pensé que estaba todo arreglado, así que me dediqué a divertirme y a aprender”.

Cuando llegó a la final, Ismael Zhu seguía sin poder creerlo. Ni siquiera le había avisado a su papá que salía en la televisión. Hasta ese día, cuando lo invitó para verlo concursar en el show de TV Azteca. “Cuando gané, sentí que un peso enorme caía de mis hombros, porque el premio fue un millón de pesos, que era casi lo que yo debía de dinero”.

Con lo poquito que le quedó, Ismael Zhu decidió abrir Yun, donde refinó su cocina japonesa gracias a la experiencia que ya tenía, a todo lo que aprendió en MasterChef y a las nuevas relaciones que entabló con chefs reconocidos como Carlos Gaytán, Juan Arroyo y Pedro Evia.

 

Ismael Zhu

 

 

¿Qué probarás en Yun?

 

Ismael Zhu define la cocina de Yun como comfort food y su especialidad es el ramen. Sirve comida japonesa “pero con mi toque muy particular”. Te recomendamos ordenar las crab cake falsas, unas pastelitos de surimi con un poco de carne de cerdo, que llevan encima mermelada de mango y chile morita.

También prueba los dumplings de carne de cerdo con zanahoria, jícama, jengibre, carne y ostión, con una vinagreta de salsa de soya, con vinagre hecho en casa. Las gyozas fritas son una delicia: llevan un aderezo de wasabi y coco, y están bañadas en una reducción de jamaica y chile.

 

Restaurante Yun

 

De acuerdo con Ismael Zhu, el ramen se debe comer calientito para gozar de todos sus sabores. En Yun cuentan con nueve tipos, desde el tradicional, el que tiene un toque de aceite de ajo tatemado y el que es dulce, hasta uno que es a base de leche de soya y verduras. ¿Se te antojó?

Cheque promedio: $250 pesos. Dónde. Calz. de la Viga 1715, Modelo, Iztapalapa, Ciudad de México. FB: @yunrestaurante 

 

También te antojamos restaurantes que todo amante del ramen debe conocer. 

 

Mariana Mendoza

Mariana Mendoza

Es comunicóloga con una especialidad en periodismo, egresada de la UNAM. Se tituló con una tesis sobre Periodismo Turístico y desde entonces, se ha dedicado a viajar y comer por todo México y otras partes del mundo. Su pasión la ha llevado a escribir en diversos periódicos y revistas, y ha participado en programas de radio. Además, le gusta tomar fotografías, coleccionar artesanías, cantar y tocar la guitarra, y recientemente se convirtió en mamá, su nuevo viaje por vivir. Síguela en Instagram como : @la_tia:tiquismiquis

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en México

¡Tacos, quieres tacos!, ve a Pastora Casa de Trompos

¡Tacos, quieres tacos!, ve a Pastora Casa de Trompos

Hay un nuevo lugar en la colonia Cuauhtémoc que vende tacos al pastor, ofrece tres trompos de carne: el clásico, en morita y el árabe, que se sirven en tortilla de maíz amarillo, azul y de harina, con variedad de salsas.  ¿Se te antojó?, da clic en la nota para conocer de qué lugar hablamos.