Awards food and travel
¡Espera a las votaciones!

KLM: vuelos con conciencia

 

KLM: vuelos con conciencia

El respeto por el medio ambiente no es un tema de moda, es una prioridad. De ahí que la aerolínea KLM se haya sumado al esfuerzo internacional por contrarrestar los daños ocasionados por las altas emisiones de CO2.

Uno de los temas más preocupantes para la humanidad es el calentamiento global. Diversos científicos han advertido que si la temperatura supera los 2 °C, las consecuencias serán catastróficas para nuestro planeta y la vida que conocemos.

KLM

 

Esta situación comenzó a partir de la Revolución Industrial. La quema de combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas) que se usan para producir energía, libera gases de efecto invernadero (CO2) a la atmósfera, aumentando la temperatura de la Tierra. De acuerdo con Green Peace, algunos de los resultados serán el derretimiento de los glaciares y otras masas de hielos permanentes, situación que pone en riesgo las reservas más importantes de agua dulce y que causará la crecida del nivel del mar.

Otros son el incremento de olas de calor, inundaciones y sequías; la expansión de enfermedades y el colapso de numerosos ecosistemas. Buscando revertir esta alarmante situación, en 1997, durante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, fue creado el Protocolo de Kioto para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global.

 

KLM

 

KLM Royal Dutch Airlines

En este contexto, la industria de la aviación no ha sido ajena a su responsabilidad medioambiental. En 2009, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) fijó sus objetivos climáticos para reducir las emisiones de la aviación y en 2016, durante la junta de la Organización Internacional de Aviación Civil (ICAO), de la Organización de las Naciones Unidas, los países presentes llegaron a la decisión de adoptar un acuerdo global que promete que, a partir del año 2020, las aerolíneas solo podrán operar bajo un esquema de emisión de CO2 neutral.

KLM Royal Dutch Airlines ha sido una de las empresas más comprometidas con esta visión. Por ello, desde 2005 cuenta con un plan integral de acción climática, que en términos generales busca reducir las emisiones de CO2 por pasajero en 20% para 2020 (en comparación con los niveles de 2011).

Este plan se divide en distintos ejes. Uno de los principales es la reducción de peso a bordo, porque menos peso significa menos consumo de combustible, y, por ende, menos emisiones. Una manera sorprendente de disminuirlo es reduciendo la cantidad de pintura utilizada para pintar una aeronave. KLM aplica capas delgadas, con lo que usa 15% menos de esa sustancia.

 

KLM

 

En el tema de la carga de equipaje, la aerolínea ha introducido más de 22,000 redes de carga fabricadas con una fibra especial, que son 50% (9 kg) más ligeras que sus predecesoras. Otros de los elementos que ha modificado son los carritos de catering, que ahora son entre ocho y cinco kilos más ligeros, con lo que se redujo el peso a bordo en unos 400 kilos. Asimismo, las bandejas de comida ahora están hechas de polipropileno ligero, con lo que ahorran de seis a 16 kilos por vuelo.

Con las medidas tomadas desde 2011, KLM ha conseguido reducir el peso de cada avión entre 500 y 1,800 kilos por vuelo. ¿Qué significa en términos de reducción de CO2? Cada kilo menos de peso podría ahorrar 33,000 kilos de combustible, lo que equivale a 104,000 kilos menos de CO2 por año.

Despegues y aterrizajes sostenibles

La sustentabilidad de los vuelos de KLM también tiene que ver con el catering y los ingredientes que se utilizan para prepararlos. En todos los vuelos se sirven chocolate y café, con certificado UTZ, procedentes del comercio justo. Asimismo, en las rutas que inician en Ámsterdam, el pollo y los huevos que se utilizan están certificados y provienen de una producción responsable.

KLM

 

Además de estas acciones a bordo, KLM usa y desarrolla biocombustibles sustentables; en 2011 operó su primer vuelo comercial a París utilizándolos. Y en octubre de 2016 firmó un contrato de tres años para operar todos sus vuelos de Los Ángeles a Ámsterdam utilizando un porcentaje de biocarburante.

KLM también colabora con otras organizaciones en esta tarea. De este modo, apoyará la realización de Velo-city, la mayor conferencia global de la Federación Europea de Ciclistas sobre ciclismo urbano y recreativo, que se realizará la última semana de marzo de 2020, en Ciudad de México. klm.mx