Vive la elegancia de Polanco desde una terraza sofisticada: La Buena Barra. En este restaurante ofrecen gastronomía norestense, al estilo de Monterrey. Continúa leyendo para saber los detalles del lugar y qué pedir en tu próxima vista. Fotos: Cortesía y Cynthia Benítez. 

 

Carne con estilo en La Buena Barra

 

Fue un 14 de febrero del 2012 que abrió sus puertas La Buena Barra en San Pedro Garza García, Nuevo León. Tiempo después, y gracias al éxito del concepto, en noviembre de 2013 se expandió llegando a Ciudad de México,  inaugurando su segunda sucursal en Polanco.

Desde hace -casi- nueve años, La Buena Barra de Ciudad de México se ha posicionado como uno de los favoritos de los comensales. La longevidad del restaurante lo hace acreedor de un espacio cotizado, rodeado de lujo y abolengo por su cercanía con la avenida Presidente Masaryk; una de las calles más costosas de México.

“Al abrir la primera sucursal de La Buena Barra, la idea fue basarse en una cantina contemporánea, con platillos que se pudieran disfrutar entre todos los que comparten la mesa. También, se buscó remarcar los toques caseros norestenses de esa región”, nos contó Raúl Reséndiz, capitán de meseros.

 

Atención en los detalles

 

La Buena Barra

 

Hay ocasiones en las que las celebraciones merecen un espacio único y especial, y La Buena Barra cumplirá con las expectativas. Y es que aquí el diseño minimalista, en donde se destacan los colores negros y toques dorados, crea un ambiente exclusivo.

Al llegar te enamorará la amplitud del lugar, al tener una terraza te dará la comodidad y seguridad de sentirte libre. La seriedad del ambiente se romperá con la coctelería; la cristalería es un punto a su favor, ya que cuentan con piezas singulares.

Anímate a elegir el coctel Olaf, una de sus bebidas insignia inspirada en la cultura vikinga. Se trata de una combinación de mezcal joven espadín acompañado de piña tatemada y cítricos, montado en un cuerno y coronado con sal de gusano.

 

¿Qué platillos elegir?

 

La Buena Barra

 

La Buena Barra te ofrece como una de sus entradas, un trompo al pastor, resulta bastante vistoso e ideal para fotografiar. La proteína vendrá en un ataúd de madera; esto lo mantendrá caliente en todo momento. Acompáñalo con sus respectivas tortillitas de harina, queso Oaxaca, cebollita y piña. Es ideal para compartir en grupo.

De platillo fuerte nada como un corte de carne para que compruebes su calida premium. Una exquisita opción es el rib eye acompañado con esquites o un filete de caña al mezcal sobre un bloque de sal. “La carne del restaurante es una selección que se hace con productores de la zona norte del país, como Sonora, Durango, Zacatecas y Nuevo León. Procuramos que la proteína tenga una excelente textura, color, sabor y aroma”, compartió el capitán Reséndiz.

 

Cocteles

 

Para el momento dulce elige un clásico pastel red velvet que es decorado con palomitas de caramelo y frutos rojos frescos. También, puedes cerrar tu experiencia en La Buena Barra con el octopus hug, un coctel a base de ginebra, curaçao, limón y jugo de arándano; su particularidad consiste tener una burbuja de jabón comestible y una paleta hecha de bebida energética, que se usa como agitador.

¿Se te antojó?, conoce el lugar de 12:30 hrs a 1:00 am. Dónde: Esq, Aristóteles 124, Polanco IV Secc, Miguel Hidalgo. Cheque Promedio: $1,500. IG: @labuenabarramx

 

También te antojamos los lugares imperdibles de Monterrey. 

Te podría interesar

Más sobre Restaurantes en México