La Habana

 

Como detenida en el tiempo, asombra su energía, musicalidad, sus sabores y la vivacidad de su gente. Gabriela Rentería y Ulises García descubren su magia

¿Por qué ir?

Dicen que como La Habana no hay dos, y es que la capital de Cuba tiene un magnetismo que atrae a cualquiera.

Además de su situación política y social, sin replica en todo el mundo, es una urbe llena de encantos: hermosos edificios y plazas coloniales, parques, mercados, el malecón que impone desde donde uno se pare. Y las playas de los alrededores que complementan a la perfección a este destino caribeño.

El plan de restauración que se lleva a cabo en el primer cuadro de la Habana Vieja es uno de los proyectos arquitectónicos más importantes de Latinoamérica; desde hace unos años se está replicando cada edificio a como era en la época de La Colonia.

Qué hacer Caminar la Habana Vieja es un verdadero deleite, en cada esquina encontrarás música: sones, boleros, salsa cubana. En la Plaza Vieja podrás visitar pequeñas galerías o sentarte en un cafecito (como El Escorial).

Caminar por la calle Obispo te dará una buena idea del verdadero trajín cubano. El Capitolio y la Plaza de la Revolución son visitas obligadas, como lo es El Morro, la fortaleza de la ciudad.

En coche (rentacarcuba. com) podrás conocer La Habana entera: la 5a avenida, el barrio de Miramar, el Vedado. Y, aventurarte a visitar alguna playa a las orillas de la ciudad, como Sta. María, donde disfrutarás del mar y de un excelente ambiente cubano playero.

Qué hacer

Caminar la Habana Vieja es un verdadero deleite, en cada esquina encontrarás música: sones, boleros, salsa cubana. En la Plaza Vieja podrás visitar pequeñas galerías o sentarte en un cafecito (como El Escorial).

Caminar por la calle Obispo te dará una buena idea del verdadero trajín cubano. El Capitolio y la Plaza de la Revolución son visitas obligadas, como lo es El Morro, la fortaleza de la ciudad.

En coche (rentacarcuba. com) podrás conocer La Habana entera: la 5a avenida, el barrio de Miramar, el Vedado. Y, aventurarte a visitar alguna playa a las orillas de la ciudad, como Sta. María, donde disfrutarás del mar y de un excelente ambiente cubano playero.

¿Dónde hospedarse?

Frente al Malecón se ubica el Meliá Cohiba (Av. Paseo, entre 1a y 3a. solmelia.com), un hotel con instalaciones y servicio de alto turismo, con una ubicación privilegiada, discoteca y una pizzería a la leña.

El Hotel Santa Isabel (hotelsantaisabel.com) es un hermoso hotel boutique, ubicado en un edificio restaurado de la Plaza de Armas en la Habana Vieja. Sus habitaciones de estilo colonial te trasportarán a otra época.

Otro hotel de este estilo, cinco estrellas con una bella fachada barroca en el centro de la Habana Vieja es Palacio del Marqués de San Felipe y Santiago de Bejucal (Calle de los oficios 152 habaguanexhotels.com).

¿Dónde comer y beber?

Existe una amplia variedad de restaurantes, bares y paladares (restaurantes habaneros normalmente instalados en casas particulares).

La cocina criolla de esta isla mezcla elementos de la gastronomía española con productos de la región y una clara influencia africana. Hoy en día, comer en La Habana es mucho más que probar la cocina típica a base de moros y cristianos y carne de cerdo.

En el Arte Habana (Calle 24, entre 23 y 21, Vedado), por ejemplo, te sorprenderá la cocina que interpreta de una forma novedosa los sabores locales; notarás que está al nivel de un buen restaurante de cualquier ciudad del mundo.

El Castropol (Malecón 107, Centro Habana), ofrece una cocina tradicional de excelente calidad, buen ambiente, servicio y una maravillosa vista, no te pierdas su langosta a la parrilla. Pero, si de comer mariscos se trata, el Templete (Av. del Puerto esq. Narciso López, Habana Vieja) es la mejor opción.

El Paladar La Guarida es un must en un viaje gourmet a La Habana. Fue escenario de la película cubana Fresa y Chocolate y ahora es un lugar exclusivo, que presume una nueva cocina cubana, con reducciones de coco o platillos con cordero, entre otras delicias.

Si te internas por Centro Habana, encontrarás el barrio chino, donde podrás degustar deliciosos y vastos platillos a muy buen precio. Por la noche, visita el clásico Floridita para tomar un daiquiri y sentir la energía «hemingwayiana».

O, en el Vedado, visita el lugar de moda, el Chaplin café, un bar de tapas y sushi, con excelente ambiente. Si te sobra energía, ve a a la discoteca El Turquino, en lo alto del hotel Habana Libre, desde donde podrás ver toda la isla, mientras la banda en vivo toca sin parar y el techo se abre para que tu día termine con un baño de estrellas.

Cómo llegar
Interjet (interjet.com.mx) tiene vuelos directos de la Ciudad de México al aeropuerto de La Habana desde $5,000. Aeroméxico (aereomexico.com.mx) ofrece vuelos a La Habana desde la Ciudad de México desde $4,500Ver mapa más grande
 

 

Información de viaje
Existen dos tipos de moneda oficial en Cuba. El peso cubano y el peso cubano convertible (CUC) utilizado por los turistas.
Consejo de viaje El peso cubano convertible (CUC) es la moneda local (su valor está a la par del euro). Te recomendamos llevar pesos mexicanos y hacer la conversión a «chavitos» en el aeropuerto, hotel o bancos de la ciudad.
Recursos.
Habaguanex Un sitio de la compañía turística del país, con actividades y recomendaciones de lugares para visitar en La Habana y en otros destinos de Cuba, como los Cayos y Varadero (habaguanex.com)
Travel Out Loud (traveloutloud.com.mx) es una agencia de viajes a nivel nacional e internacional que ofrece excelente servicio en conjunto con Habanatur (havanatur.cu)