La magia de Comala



Untitled Document

Lejos de la imagen que esbozó Juan Rulfo, Comala es un sitio lleno de esplendor, arte y tradiciones. Recorre con Arlett Mendoza este Pueblo Mágico.

Cuando me dijeron que tenía que ir a Comala, lo primero que vino a mi mente fue ese lugar fantasmal, hirviente "como las brasas del infierno", lleno de polvo y desolación que nos esbozó Juan Rulfo en su novela Pedro Páramo. Pero muy lejos de esta imagen, Comala es un pueblo vivo, colorido, rico en tradiciones, gastronomía e historia. Pueblo de pintores, artesanos, cocineros con recetas ancestrales y gente cálida que abre las puertas de sus casas para recibir a todos los visitantes como sus propios invitados.
En el municipio de Comala la naturaleza es generosa. Desde que vas por la carretera puedes observar su exuberante vegetación y los árboles frutales, en los que sólo hace falta estirar la mano para disfrutar de una naranja o de un limón. "Aquí sólo un tonto se muere de hambre", suelen decir sus pobladores, pues además aún es posible encontrar venados y jabalíes en los alrededores. Está ubicado al norte del estado de Colima y lo forman diversas comunidades. La principal es la que lleva el mismo nombre, pero también están Nogueras y Suchitlán. Todos estos pueblos se conectan por la carretera Comala-San Antonio y están a escasos minutos uno de otro.
El municipio es pequeño, pero vale la pena que te quedes tres o cuatro días, pues cada poblado tiene una comida típica con la que querrás, como de niño, volver a limpiar el plato -con ayuda de una tortilla recién hecha a mano- para disfrutar hasta el último momento de la degustación.

Lugar de comales
Comala -que significa "lugar de comales" en nahuátl- también es conocida como "Pueblo blanco de América", ya que sus casas de estilo decimonónico están pintadas de este color y coronadas con tejas rojas, esto junto con sus calles empedradas y las vistas del Volcán de Fuego y el Nevado de Colima, dan una sensación de que ahí se detuvo el tiempo.
Se le denominó Pueblo Mágico en el 2002, y a partir de esa fecha se ha invertido en infraestructura turística y se han desarrollado hostales, que son casas antiguas remodeladas con pocas habitaciones. Pero también hay opciones de gran turismo, la mejor es la Hacienda de San Antonio, a 30 minutos de la ciudad de Colima.

¿Dónde hospedarse? Hacienda de San Antonio Con una vista privilegiada al volcán de Colima, en este lujoso hotel podrás estar en contacto con la naturaleza a través de sus paseos guiados por el Rancho El Jabalí y la laguna del Epazote. Habitaciones desde $540 dólares. Carr. Comala – Hda. San Antonio (312) 3160301/ 3160300

¿Dónde comer y beber?Don Comalón Es uno de los botaneros más concurridos, no te pierdas las tostadas de ceviche de pescado. Aquiles Serdán s/n, Comala
Portales de Suchitlán Su fachada es engañosa, pues parecería un lugar pequeño, pero cuando entras te das cuenta que tiene cupo para 500 personas. Galeana No. 10, Centro. Suchitlán (312) 395 4452
Fonda La Lupita En este restaurante galería además de probar el tatemado, podrás conocer los cuadros y figuras de cerámica del maestro Emiliano Pinto. Hacienda Nogueras No. 35, Comala (312) 3155832

Cómo llegar
El aeropuerto más cercano es el de la ciudad de Colima, que se ubica a 40 minutos de Comala. De la Ciudad de México vuela directo por Aeromar o Aeromexico. Otra opción es llegar al aeropuerto de Guadalajara -también por Aeromexico- y rentar un auto. El tiempo estimado es de 2 horas.

Ver Destinos Food and Travel México en un mapa ampliado
 

 

Información de viaje
El clima es semihúmedo, tiene una temperatura media de 25oC en invierno y de 35oC en junio.
Recursos.
Secretaría de Turismo de Colima. La oficina se encuentra en la Presidencia Municipal de Comala. (312) 3155020
Consejo de viaje
La mejor época para ir
28 de marzo-1 abril. Feria del ponche, pan y café. Venta y degustación de estos productos, así como grupos musicales en el jardín principal.
1-12 de diciembre. Festividades en honor a la Virgen de Guadalupe. Encontrarás bailables típicos, juegos pirotécnicos, corridas de toros, jaripeos y peleas de gallos.