¿El motivo? Conseguir los mejores ingredientes para cocinar ¿El vehículo? La potente y aerodinámica Lincoln Aviator Grand Touring. ¿El conductor? El chef Eduardo Palazuelos, con quien recorrimos el poniente de Ciudad de México en busca de sorpresas para papá. Conoce los detalles. Fotos: Gabriel Núñez.

 

Embajador del mar al volante

 

Considerado el mejor representante de la alta cocina de Acapulco, el chef Eduardo Palazuelos está acostumbrado a viajar frecuentemente entre el puerto guerrerense y Ciudad de México. Dominar las carreteras forma parte del estilo de vida de este cocinero, por ello fue el elegido para conducir la sofisticada Lincoln Aviator Grand Touring. A bordo de esta SUV con 400 HP, el chef realizó su ruta para preparar la Master Cooking Class del día del padre que dirigió con Lincoln México.

En cuanto la vio, Eduardo Palazuelos expresó que la Lincoln Aviator Grand Touring cuenta con el tamaño ideal para moverse por la ciudad sin sacrificar comodidad interna. También le encantó su línea deportiva, inspirada en diseños de la industria aeronáutica. Otro aspecto que destacó fueron sus asientos con 10 posiciones ajustables, calefacción y ventilación, «…perfectos para irnos hasta Acapulco ya mismo».

 

Lincoln Aviator

Arranca la ruta en busca de sabores

 

La primera parada de nuestra travesía fue Ingredienta, un concepto ubicado en Prado Norte donde el chef de Zibu le gusta adquirir sus productos. Especializada en alimentos gourmet, en esta tienda encontró gran parte de lo que necesitaba para diseñar su Master Cooking Class, entre ello, la langosta viva. Gracias a la tercera fila de asientos abatibles de la Lincoln Aviator, Palazuelos pudo acomodar sus compras sin dañar tan delicados productos.

 

Lincoln Aviator

 

Posteriormente nos dirigimos al Mercado Prado Norte. Allí nuestro conductor del día se detuvo a comprar algunas legumbres para la receta, y al reconocerlo, no faltó quien le solicitara tomarse una foto con él. Al regresar dentro de la camioneta y retomar el camino, el chef comentó: «Es un lujo manejar por la ciudad con la Lincoln Aviator. Las vestiduras de piel son muy confortables y el motor es súper silencioso. Estoy disfrutándolo muchísimo».

 

 

 

 

Lincoln Aviator: en sintonía con el medio ambiente

 

Cuando conduce por la zona de Lomas de Chapultepec, al chef le gusta tomar ciertos atajos para romper con la rutina. En este caso, aprovechó la excelente Suspensión Adaptativa de la Lincoln Aviator Grand Touring para recorrer las curvas sinuosas que atraviesan la 3ª Sección del Bosque de Chapultepec. Por supuesto, gracias a esta tecnología, cada giro se sintió suave, estable y confortable.

Rodeados de verdor, Eduardo Palazuelos expresó su satisfacción por manejar un vehículo híbrido conectable, dotado con 7 modos de manejo normal y 2 modos eléctricos. «Además me encanta que la batería se carga cada que piso el freno de la camioneta«, puntualizó.

 

 

 

Eficiencia tecnológica y potencia sonora

 

Cerca del final de la ruta, el cocinero y empresario se detuvo unos minutos a dar instrucciones a su equipo de cocina. No tuvo que preocuparse por la batería de su celular pues siempre lo mantuvo en la bandeja de medios, un espacio donde el smartphone se carga de forma inalámbrica con tan solo colocarlo. Así, lo siguiente que hizo fue enlazarlo a través de SYNC 3 para que las notas de la banda Muse resonaran con claridad a través de las 14 bocinas Audio Revel de la Lincoln Aviator Grand Touring.

 

Lincoln Aviator

 

 

Si quieres obtener más información sobre las amenidades, precio y desempeño de la Lincoln Aviator, puedes hacerlo en su página web dedicada.

 

Para conocer otros detalles de esta SUV y enamorarte con su diseño, mira la fotogalería que hemos preparado.

 

¡Checa la Master Cooking Class completa aquí! 

 

[ytp_video source=»pnILJHwd1HA»]

Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Cuando le preguntaban a qué se dedicaría “de grande”, contestaba confundido que acabaría siendo trotamundos. Así, por caprichos del destino, este aficionado a las palabras terminó dedicándose a relatar historias sobre viajes y comilonas. Un vendedor de periódicos le dijo una vez: “Cuando usted llegue a mi edad ya habrá recorrido más de 20 países”, para luego desaparecer entre las calles de La Habana. Y aunque no lleva la cuenta, el también coeditor web de Food and Travel México está seguro de que hará lo posible por cumplir el augurio y -de paso- demostrarle a su asesor vocacional que viajar también es profesión. Síguelo en Instagram como: @gatodemonte

Te podría interesar

Más sobre De viaje