Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Lo nuevo y lo imperdible de Mérida

Cada vez que visitas un destino, nunca es el mismo. Obviamente la vida continua y a su paso se generan cosas nuevas, espacios por descubrir. Así que si tienes mucho tiempo sin ir a Mérida, Yucatán, y quieres saber qué es lo que está en boga, pero tampoco perderte clásicos que han estado ahí por décadas, aquí te dejamos un listado. Fotos: Rodo Vallado. 

En esta experiencia Food and Travel tuve dos cómplices: Miguel Conde, que hace un poco de todo en la vida, sobre todo actuar, pero cuyo programa La Ruta del Sabor nos encanta, y Marika Gaga, influencer de viaje en Instagram, que a través del #MexicoIsCool se dedica a compartir los mejores lugares de nuestro país. Así que fueron ideales en esta aventura gastronómica en Mérida, Yucatán, donde nos dimos a la tarea de ver lo más nuevo del destino… aunque hubo clásicos que no pudimos evitar.

 

Boda maya en Chan Santa Cruz

 

Chan es pequeño en maya, así que Chan Santa Cruz es como una pequeña Santa Cruz ubicada dentro de la hacienda del mismo nombre, que se encuentra a solo unos minutos de Mérida. Este espacio justo fue creado para parecer un diminuto pueblo maya donde se pueden hacer eventos a tu medida.

 

Mérida

 

Uno de los favoritos es la boda maya, donde un verdadero H’men (a veces llamado Xamán), como Tiburcio Can May, te casará con una ceremonia totalmente en maya. Mientras el chef Pedro May cocinará una celestial cochinita pibil enterrada para tus invitados.

También pueden incluir, si tú lo deseas: un artesano como Don Pedro Mendoza, y un cocinero, que elabora un pavo en escabeche digno de la realeza, y Gaspar Courtenaidzbi, uno de los pocos artesanos que todavía elabora réplicas mayas, las cuales seguramente verás alrededor de la Hacienda. Además de que obviamente estarán las cocineras tradicionales «torteando» las tortillas. Así que si quieres algo original, esta es una opción genial. haciendasantacruz.com

 

Mérida

 

Lunes de Vaquería

 

Si hay algo que aplaudirle al Ayuntamiento de Mérida son sus ganas de preservar las tradiciones. Así que todos los lunes a las nueve de la noche, frente al Palacio Municipal, justo en el centro de Mérida se lleva a cabo una Vaquería. Te recomiendo llegar desde las ocho si quieres un buen lugar, no es broma, el lugar se satura de locales y varios turistas que buscan disfrutar el espectáculo.

 

Mérida

 

El presentador hace su aparición y explica cada uno de los bailes, a ritmo de jarana, mientras que si es retado con un grito de ¡Bomba!, no dudará en contestar con el gran ingenio yucateco. La Vaquería se suele llevar a cabo durante las fiestas de los santos de cada pueblo, pero el Ballet del Ayuntamiento de Mérida y la Orquesta Jaranera gustan de complacer a los espectadores con: Las mujeres que se pintan, Torito y otros ritmos jaraneros durante una hora.

 

 

Dzibilchaltún

 

Su nombre significa «Lugar donde hay escritura en las piedras», esto se debe a las múltiples estelas que se han encontrado ahí. Sin embargo, tal vez lo más llamativo de este complejo arquitectónico prehispánico es el edificio conocido como El Templo de las Siete Muñecas, que recibió su nombre por la ofrenda de siete figuras humanas de barro que se encontró en su interior.

Otro fenómeno sin igual es el que se hace en este mismo templo los días 21 de marzo y 21 de septiembre, al amanecer, cuando por el arco, que forman las dos entradas, atraviesa el Sol. Además de apreciar las estructuras, puedes meterte a nadar en el cenote Xlakáh, uno de los más grandes y profundos de Mérida, Yucatán; de donde se recuperaron varias vasijas y piezas arqueológicas. Recuerda visitar el museo antes de irte.

 

Mérida

 

 

Micaela

 

La primera vez que conocí al chef Vidal Elias fue en su natal Tabasco, con un traje y porte pulcro. No que ahora no lo haya visto limpio, sino que en esta ocasión vestía su filipina, un mandil, una gorra y una barba tupida que me recordó a varios maestros parrilleros. Imagen que va muy bien con el concepto de Micaela: mar y leña. Vidal y su socio se basaron en un antiguo libro de recetas de una señora que vivió en 1897, que es la fecha que tiene apuntado el recetario.

Vidal no sigue las recetas al pie de la letra porque, como buen libro de antaño carece de cantidades, así que reinterpreta y genera otros platillos a su estilo. El crudo de atún con almendra, aceite de oliva y uva es perfecto siempre que levantes los elementos en una cucharada; el tuétano de res lo desearás con locura; así como el pulpo maya –que es una especie endémica pequeña y de intenso color rojo– se sirve entero y es fenomenal.

 

Mérida

 

Don Anselmo, platillo de pescado que recibe el nombre del empleador de Micaela, es increíble por el tahini verde, casi ni importa cual es el pescado de temporada –aunque se agradece que sea fresco–. Y si vas a pedir el pato en chilmole, solo debes saber que es para compartir. Los postres son igual de exquisitos, pero no quiero romper la sorpresa de lo que es probarlos. Cheque Promedio: $600. Dónde. Calle 47, 458, Centro, Mérida. Facebook: @Micaelamarylena

 

MUGY- Museo de la Gastronomía Yucateca

 

Este lugar es un restaurante, en el que además de la experiencia gastronómica, disfrutarás de una exposición museográfica de la cocina yucateca. La idea del proyecto fue de Enrique Linage y Diego Mantecón con la idea de que la gente conociera a profundidad los pequeños detalles que forman a la gastronomía de este estado. La encargada de la museografía fue Mayo Ponce Laviada de Mantecón, quién a través de una exhaustiva investigación logró capturar los fundamentos de tan entrañables sabores.

 

Mérida

 

En la parte de atrás se encuentra una pequeña aldea maya, con casas dedicadas a los recados, además de que ahí, cada día podrás ver el desentierro de Cochinita Pibil y el Pib. Cada preparación hace justicia a la península: panuchos, salbutes, brazo de reina, papadzules y, tal vez saliéndose un poco de la línea pero muy yucatecos, los frijoles especiales y adictivos MUGY, con longaniza y chicharrón.

Los helados son de El Colón, porque, en palabras de Enrique, para qué intentar elaborar algo bueno cuando se tiene algo increíble y de tanta tradición; que también es parte de lo que fomentan. Cheque Promedio: $350 pesos. Dónde. Calle 62, 466, Centro, Mérida. Facebook: @mugymx

 

 

Mercado Lucas de Gálvez

 

mercadogalvezmerida

 

Hay pocas aventuras más bellas que ir a una ciudad y meterte en las entrañas de su mercado más emblemático. Lo encontrarás en la calle 65A, a unas cuadras de la Plaza Grande. Aquí hay un poco de todo y los aromas son celestiales: chaya, cilantro criollo, axiote, recados, frutas y verduras de temporada son solo un poco de lo que hallarás aquí.

Este lugar acaba de cumplir 130 años, sin embargo, pasó por tres construcciones diferentes antes de llegar a la actual, que fue inaugurada en 1909. Lucas de Gálvez y Montes de Oca, español de nacimiento, fue gobernador, intendente y capitán general de Yucatán de 1789 a 1792.

Vestidos, calzado y trajes tradicionales es un poco de lo que puedes comprar si te interesa. O es posible que quieras unos panuchos, una torta de lechón, cochinita pibil, o si no puedes decidirte, la campechana.

 

Te extraño, extraño

 

Lagalá es un espacio que se rompe en cinco: terraza, workroom, Imox boutique, galería y Te extraño, extraño es su cafetería restaurante. El concepto es idea de Ana Leyva, quien acepta, quería un nombre con aire melancólico.

Minimalista como todo en Lagalá, se escapa un poco por la ruta de los platillos coloridos, cortesía del dueto de chefs Sofía Cortina y Joaquín Cardoso, que también reciben nombres imaginativos como Estrellas, solo estrellas: pan francés elaborado con brioche y adornado con platanitos confitados.

 

Mérida

 

Cada día te espera una bebida diferente que tiene inspiración en la temporada como el agua de toronja y guayaba rosa. El pan dulce, como los panques de zarzamora, plátano o naranja son esenciales, además de un buen café –su flat white es rotundo–.

Parte del concepto son las opciones veganas como Delirio romántico, una ensalada totalmente roja, que cumple con el capricho de Ana de tener algo monocromático en ese tono –y eso incluye el plato–. Aunque mi sugerencia es Tu mirada, que son dos huevos estrellados sobre tortillas, bañados en salsa de frijol, verdolagas, aguacate y longaniza de Valladolid. Cheque Promedio: $200. Dónde. Calle 56, 426, Centro, Mérida. lagala56.mx

 

 

Hermana República

 

El nombre de este restaurante proviene de la bandera que cuelga en una esquina, de cuando Yucatán era una república aparte que abarcaba mucho más territorio. Este es el centro de consumo de Cervecería Patito, cuyo nombre no hace justicia a las creaciones del maestro cervecero Gerardo Cárdenas, uno de los pocos con un título dado por una escuela.

La carta de Hermana República está elaborada por el chef Alex Méndez, cuya mente hiperactiva le ha llevado a crear platillos que se clavan en el cerebro. Yuca frita con mojo de ajo, croquetas de cochinita pibil, kibis de res y hierbabuena, pulpo frito con xnipec y guacamole, ceviche Balam con pescado fresco, tacos de carne ahumada de Temozón; no importa lo que pidas, seguro será memorable. Lo mejor es que estos fueron diseñados para maridar con dos samplers de cervezas: smash, pilsner, weizenbier y APA o belgian, dry stout, porter vainilla y american IPA.

 

Mérida

 

Hay varias sucursales Hermanas Repúblicas, pero la original está en la carretera de Mérida-Progreso en el kilómetro 12.5, pegada a la fábrica donde se elaboran todas las cervezas, lo cual es garantía que nunca se les acabarán. La gente normalmente va a gozar de la cerveza y la comida, pero recomiendo los postres que también son geniales, en especial el pastel de zanahoria y el brownie de chocolate. Cheque Promedio: $300 pesos. cervezapatito.com

 

Bici ruta

 

En Mérida, los domingos de 8 de la mañana a 12:30 de la tarde, es momento de ponerse el casco y tomar la bicicleta para recorrer el famoso Paseo Montejo. Las familias, los amigos y las parejas se dan cita para gozar de la ciudad pedaleando; desde el parque de La Ermita de Santa Isabel hasta el Monumento a la Patria.

Esto no descarta que haya quien vaya en patines, patinetas, scooters o incluso caminando para pasear a su mascota. Las vistas de Paseo Montejo son hermosas que se antojan para detener las ruedas y tomar algunas fotos con el celular.

 

Merida

 

El horario es para evitar el calor que puede llegar a hacer en la ciudad, pero si prefieres evitar completamente el Sol, siempre puedes presentarte a la ruta nocturna que se lleva a cabo el primer sábado del mes de 6 a 10 de la noche. A lo largo de Paseo Montejo encontrarás renta de bicicletas, seguridad vial, primeros auxilios, atención ciudadana y así que no tendrás de qué preocuparte. merida.gob.mx/biciruta

 

Parque Científico

 

En 2008 el estado de Yucatán estableció el Sistema de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico del Estado de Yucatán (SIIDETEY). Están trabajando para que la tecnología se pueda transmitir a la gastronomía a través de las mejoras genéticas.

En el laboratorio de germoplasma se busca encontrar al mejor exponente, sin modificarlo genéticamente y replicarlo.

 

Mérida

 

Una de sus investigaciones que ha dado frutos es, en particular, la del ramón. Este es un árbol que se da mucho en la Península y se ha encontrado que es un superalimento, pues contiene los aminoácidos esenciales que requiere el ser humano. Ya los mayas lo conocían y usaban para crear infusiones, y luego un sustituto de café. La empresa Kishur tomó la investigación para dar vida a su producto estrella: Maya Oox, donde actualmente tienen hojas para realizar infusión, sustituto de café que no contiene cafeína y mantiene los aminoácidos esenciales, y una harina de ramón que sirve como fortificador para panes y pasteles sin gluten.

Dentro de este espacio para eruditos, se está construyendo un museo, cuya exposición principal es sobre el asteroide que cayó hace 65 millones de años, cuando la península Yucatán se encontraba bajo el agua, y acabó con los dinosaurios. Así que espera al próximo año cuando ya esté abierto. pcty.com.mx

 

Ch’ooj Galería Gastronómica

 

Este restaurante se encuentra dentro de Ya’ax, un hotel boutique cuyo nombre significa verde. Ch’ooj por su parte, como lo explica a la perfección su chef Ricardo Vázquez: “Ch’ooj es azul en maya y por mucho tiempo se ignoró el misterio tras el cual se lograba este color en particular”. Por eso, Ricardo y su equipo se dan a la tarea de utilizar ingredientes locales de maneras creativas, buscando el color azul de la gastronomía.

 

Mérida

 

El menú cambia de acuerdo a las temporadas y se nota que al joven cocinero todavía le falta camino por recorrer, pero que va por muy buen camino. Con él, una sopa de lima se vuelve una aventura diferente, como el caldo clarificado que parece no ocultar nada; sin embargo, debajo de la rodaja de lima caramelizada hay jitomates cherry que explotan en boca con su acidez, brindando una experiencia diferente a la mesa.

Las 11 habitaciones de Ya’ax, el íntimo espacio del hotel y el restaurante son un poco el reflejo de la gastronomía que se experimenta, y que seguro mejorará con las temporadas. Cheque Promedio: $800. Dónde. Calle 57, 461, Mérida. yaaxmerida.com

 

Casa Lecanda

 

Este hotel boutique es creación de la señora Ana Elena Mendez Lecanda, que buscaba un lugar que pudiera renovar. Al final lo encontró y empezó el rescate de una casona abandona por 20 años. Algunos detalles tuvieron que cambiarse, pero Ana Elena quiso salvar lo más posible, cuestión que se nota en algunas puertas y muebles que hablan de antaño pero de una manera exquisita.

 

Mérida

 

La idea era tener la mayor privacidad, así que solo existen siete habitaciones, cada uno de ellos con el nombre de sus hermanos. Las suites tienen toques únicos para así diferenciarlas entre ellas. Además, justo en la entrada se encuentra el bar, un lugar para reunirse con los amigos a tomar un trago en tranquilidad.

Los patios interiores y los pisos renovados le dan ese toque yucateco que enamora por la frondosidad de las plantas de color verde intenso; pero también el hecho de saber que puedes acostarte en alguna de las hamacas y que ningún ruido te molestará. Habitación desde: $205 USD. casalecanda.com

 

Experiencias de spa en Mérida

 

¿Quién se negaría a un buen masaje? Y Mérida cuenta con varios sensacionales. Sin embargo, me voy a enfocar en dos. En Hacienda Santa Cruz, tienen toda esta experiencia de hacienda henequenera, eso también se trasmite al spa, donde el estilo sigue siendo rústico pero bien cuidado.

Primero pasas por el circuito de hidroterapia, donde se busca ir limpiando el cuerpo y liberándolo de cierta tensión antes del masaje. Para hacerlo más personal, te preguntan qué clase de dolores traes o qué buscas de la sesión; así puedes terminar recibiendo un tratamiento de piedras calientes y masaje deportivo si acabas de correr un medio maratón. haciendasantacruz.com

 

Mérida

 

Por otra parte, Rosas & Xocolate le hace honor a su nombre con tratamientos donde resaltan el uso de estos dos elementos. Aquí el espacio es mucho más íntimo y va de acuerdo con el resto del hotel. La sugerencia son los masajes en pareja, aunque si vas solo también puedes disfrutarlo.

Si tal vez decides que no quieres usar el spa, pero quieres consentirte, las sales que ofrece el hotel para relajarte en tu propia habitación son fantásticas. La tina al aire libre del cuarto, mezclado con el jabón de chocolate para hacer espuma y la sal de Celestún combinada con rosas son una buena fórmula, a la que le puedes incluir más pétalos de rosa; sobre todo si estas con tu pareja. rosasandxocolate.com

 

Tres bares muy diferentes

 

La escena nocturna de Mérida también es digna de mención. La cantina más antigua aún en funcionamiento es La Negrita, un lugar que el año pasado cumplió el siglo de existir. Su dueña, Patricia Martin Briceño, dice que se trata de un lugar de quinta para gente de primera:

“Mi abuelo iba a La Negrita, mi papá iba a La Negrita, cuando las cantinas solo eran para hombres”. Cuando se enteró que lo iban a demoler, decidió que era su labor salvarlo. Ahora encuentras un poco de todo, pues la idea de Doña Paty, como le llaman los locales, no es gentrificar sino incluir a todos.

Mientras te guste la música, que suele ser cubana con grupo en vivo, la cerveza –artesanal yucateca, aunque hay diversas opciones–, el mezcal y pasarla bien con botana al mejor estilo de las cantinas clásicas; entonces tendrás un momento increíble. Cheque Promedio: $150. Calle, 62, 415, Centro. Facebook: @LaNegritaMerida

 

Mérida

 

Apoala 

Ubicado en el parque de Santa Lucía, donde encontrarás las sillas confidentes gigantes para tomarte una foto, parece solo un restaurante oaxaqueño elegante. Sin embargo, si te atreves a preguntarle a tu mesero si hay espacio en Malahat, te espera una experiencia diferente. Tal vez estás esperando que jalen una palanca secreta o haya una puerta falsa en algún lugar, pero realmente te escoltarán fuera del lugar, cuidando que nadie los siga, para después llegar a un espacio oculto.

 

Malahat

Es un speakeasy pequeño rodeado de misticismo, realmente íntimo con una atmósfera acogedora. El nombre del lugar es en referencia a un barco que contrabandeaba alcohol, principalmente ron, durante la época de la prohibición. Así que verás tragos clásicos, aunque también creaciones a base de mezcal. La idea es que te sientas en un lugar fijado en el tiempo donde la diversión es el principal atractivo. Cheque Promedio: $400. Dónde. Calle 60, 471, Portales de Santa Lucía, Mérida. apoala.mx

 

Mérida

 

Catrín

Por su parte es la versión moderna de una cantina. Se trata de un espacio irreverente que ha sido marcado por el artista Jacobo Roa quién hizo todo el arte dentro; la pieza más importante es el mural en el fondo del lugar, donde se puede ver al Catrín, con su esquelética figura al centro del mismo, alrededor de este hay varios iconos populares mexicanos fáciles de identificar. Lo importante no es eso, sino el video mapping que se genera sobre el mismo, a veces para una canción en particular, otras para una fecha en específico y la mayor parte del tiempo para mantenerte entretenido.

Los tragos son sencillos, y la comida corre a cuenta del famoso chef Alfredo Villanueva que se encargó de reinventar la cocina de cantina. Aquí encontrarás tacos de carnita asada o de short rib con salsa negra, caldo cantinero o ceviche de pulpo frito, mientras disfrutas una cerveza o algo más fuerte. Cheque Promedio: $600 pesos. Dónde. Calle 47, 463B, Centro, Mérida. Catrin47.com

 

Mérida

 

Recuerda seguir a @VisitMeridaMx en Instagram, Facebook y Twitter, para más información sobre eventos y lo más novedoso de la ciudad. Usa el hashtag #VisitMeridaMx para dejar tu visita plasmada.