Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Los faros más bellos del mundo

Los faros más bellos del mundo

El término faro, proviene del antiguo griego “pahros” que hacía referencia a la torre de señales de la isla de Faro, en Egipto. Situados en los litorales marítimos, son referencia y aviso costero para los navegantes. Además de servir de guía, algunos tienen hermosas estructuras dignas de una selfie.

Peggy’s Cove en Nueva Escocia, Canadá

El estado de Nueva Escocia cuenta con 3,000 islas y muchas tienen faro, pero pocos son tan famosos como el Faro Peggy’s Cove. Además de ser uno de los más fotografiados del mundo, este faro de más de 100 años de antigüedad, se asienta en un peñasco desde donde se observa la gran bahía. Su estructura está hecha justo para una postal. Cuando estés ahí, tómate una foto y visita la villa de pescadores, donde los frutos del mar te estarán esperando.

La Corbiere, isla de Jersey, Reino Unido

Jersey, es la mayor y más meridional de las islas del Canal de la Mancha. Para los antiguos lobos de mar que navegaban de Inglaterra a Francia, este faro marcaba el final de la porción más difícil de su travesía. El faro de La Corbiere se encuentra en el extremo suroeste de la isla de Jersey, en un islote diminuto, desde donde se eleva sobre una roca conectada a tierra firme que se sumerge cuando hay marea alta.

Isla de Mouro, Santander, España

La isla de Mouro está situada frente a la península de la Magdalena, en la boca de la bahía de Santander, en Cantabria. Aquí se encuentra uno de los faros más famosos del mundo, pues su papel es guiar a los marinos entre las tempestades más violentas del Atlántico Norte. No está abierto al público pero sigue siendo una ayuda de gran valor para los navegantes.

Faro de Hook Head, Irlanda

Es el faro más antiguo de Irlanda y sus orígenes se remontan al siglo V en época normanda, cuando los monjes de una cercana Abadía encendían hogueras en la noche para guiar a los barcos. Hoy en día, el faro es una atracción turística de la zona y sigue emitiendo destellos de luz cada tres segundos, código morse y una señal sonora que emite dos señales cada treinta segundos. En caso de niebla en horas diurnas, y mientras la señal sonora esté activada, el faro permanece encendido.

Faro de Enoshima, Japón

Éste es, sin duda, uno de los faros más sorprendentes del mundo. Situado en la pequeña Isla de Enoshima, a pocas horas de Tokio y totalmente renovado, desde 2003. Si hay buen clima, desde ahí se puede ver el Árbol del Cielo de Tokio y la Torre Landmark de Yokohama hacia el norte. Merece el cansancio subir ya que disfrutarás de maravillosos atardeceres, tanto que esta torre fue designada como Patrimonio de Paisaje Nocturno de Japón en 2010.