Awards food and travel
Lenovo¡Vota por tus favoritos!

Mantequillas

Mantequilla de tuétano

 

Rendimiento: 200 g aproximadamente.

 

Ingredientes

 

  • 2 o 3 huesos con tuétano
  • 150 g de mantequilla cultivada (ver receta), a temperatura ambiente
  • 2 echalotes grandes, finamente picados
  • 20 g de queso duro italiano, rallado
  • 1 manojo pequeño de perejil, finamente picado

 

Procedimiento

 

  1. Precalentar el horno a 180 ºC. Colocar los huesos en un recipiente para hornear; cocinar por 20 minutos hasta que el tuétano se derrita, y retirar del calor. Cuando los huesos estén lo suficientemente fríos para manipularlos, raspar el tuétano y transferir a un recipiente.
  2. Calentar 1 cucharadita de mantequilla en una sartén a fuego medio bajo y saltear los echalotes con 1 pizca de sal durante 10 minutos hasta que estén muy suaves, pero sin color. Dejar enfriar. Agregar la mantequilla restante al recipiente con el tuétano. Añadir los echalotes, el queso y el perejil. Sazonar con sal y pimienta al gusto.
  3. Colocar sobre un trozo de plástico autoadherente, enrollar y atar los extremos para sellar. La mantequilla se mantendrá en buen estado hasta por tres días en refrigeración.

 

Mantequilla de ajo silvestre

 

Rendimiento: 250 g aproximadamente.

 

Ingredientes

  • 60 g de brotes de ajo silvestre (disponibles en el Mercado de San Juan), finamente picados
  • 200 g de mantequilla cultivada (ver receta), a temperatura ambiente

 

Procedimiento

 

  1. Añadir los brotes de ajo silvestre a la mantequilla.
  2. Colocar sobre un trozo de plástico autoadherente, enrollar y atar los extremos para sellar. La mantequilla se mantendrá en buen estado hasta por tres semanas en refrigeración, y continuará madurando y desarrollándose durante ese tiempo.

 

Mantequilla de algas

 

Rendimiento: 200 g aproximadamente

 

Ingredientes

 

  • 30 g de algas marinas deshidratadas (disponibles en superama.com.mx), finamente picadas
  • 200 g de mantequilla cultivada (ver receta), ablandada a temperatura ambiente

 

Procedimiento

 

  1. Incorporar las algas marinas deshidratadas a la mantequilla usando el dorso de una cuchara. Colocar sobre un trozo de plástico autoadherente, enrollar y atar los extremos para sellar. Congelar hasta que sea necesario.
  2. La mantequilla se mantendrá en buen estado hasta por tres semanas en refrigeración, y continuará madurando y desarrollándose durante ese tiempo.

 

Mantequilla ahumada

 

Rendimiento: 500 g aproximadamente

 

Ingredientes

 

  • 500 g de mantequilla cultivada (ver receta), ablandada a temperatura ambiente
  • Sal de mar ahumada

 

Procedimiento

 

  1. Cuando sigas el método para la mantequilla cultivada (ver receta) reemplaza la sal con sal de mar ahumada en el último paso.
  2. Colocar sobre un trozo de plástico autoadherente, enrollar y atar los extremos para sellar.
  3. Dejar reposar en refrigeración durante dos días para terminar de definir los sabores e impregnar con ellos toda la mantequilla.

 

Mantequilla de jitomate deshidratado

 

Rendimiento: 200 g aproximadamente

 

Ingredientes:

 

  • 50 g de jitomates deshidratados al Sol (disponibles en superama.com.mx), finamente picados
  • 200 g de mantequilla cultivada (ver receta), a temperatura ambiente

 

Procedimiento

 

  1. Incorporar los jitomates deshidratados a la mantequilla usando el dorso de una cuchara.
  2. Colocar sobre un trozo de plástico autoadherente, enrollar y atar los extremos para sellar. La mantequilla se mantendrá en buen estado hasta por tres semanas en refrigeración, y continuará madurando y desarrollándose durante ese tiempo.