Marta Zepeda

 

Marta Zepeda ha desarrollado el concepto de Tierra y Cielo, un hotel gastronómico donde se ofrece alta cocina chiapaneca. Después de siete años, es feliz de hacer sonreír a la gente.

La chef propietaria, Marta Zepeda, habla de los retos y satisfacciones de manejar Tierra y Cielo, hotel gastronómico que se encuentra en el centro histórico de San Cristóbal de las Casas. El que fuera su proyecto de tesis en 2003, se volvió una realidad en enero de 2007. Pero convertir su sueño en un verdadero negocio no fue fácil, pues no hay lugar para la improvisación.

 

Marta Zepeda

Mientras Marta platica de su trabajo, rememora un poco cómo empezó todo: “Desde pequeña me gustó cocinar, era algo que siempre hacía con mi mamá y mi abuela, pero nunca imaginé que estudiaría eso. Cuando llegó el momento de elegir Universidad, encontré el Centro de Estudios Superiores de San Ángel (CESSA), y ahí descubrí que la cocina me apasiona”.

La chef asegura que para lograr el éxito, siempre se necesita tener pasión por lo que uno hace, pero además se requieren conocimientos y habilidades en varios aspectos: servicio al cliente, relación con los colaboradores, mercadotecnia, administración, pero en especial, se debe tener una misión clara.“He tenido grandes maestros, entre ellos los del CESSA, quienes me enseñaron que, para ser chef, se necesita mucha dedicación. Se trata de pasar horas y horas recopilando olores, sabores, tiempos, técnicas; se trata del humor con el que haces las cosas, y de aprender para servir. Ahora entiendo realmente a qué se referían”.

 

¿Quién está en tu mesa?

En Tierra y Cielo, Marta promueve las frutas y verduras de temporada, al igual que los productos locales: “Quiero promover la gastronomía de Chiapas a través de sus recetas, tradiciones e ingredientes, y compartir nuestra labor social gastronómicamente responsable, en la que apoyamos a productores locales y cooperativas del estado”.

Para Marta, la pregunta más importante es: ¿qué beneficio aportamos a toda la cadena productiva? En Tierra y Cielo es indispensable describir en los menús, las recetas, técnicas y productores que están detrás de cada uno de los platillos, y con ello generar beneficios para todos los involucrados. Marta disfruta de hacer felices tanto a los huéspedes y comensales como a sus colaboradores.