Awards food and travel
Lenovo¡Vota por tus favoritos!

Navidad con té

Llegó diciembre y con él todo un flujo de aromas frutales, tostados, especiados… Es cierto, pocas bebidas en el mundo son capaces de hacer frente a los complejos y contundentes matices de temporada… La infusión de hojas y brotes de camellia sinensis, la planta del té, es una de ellas. Fotos: Escuela Mexicana de Té. 

Ya le hemos platicado en diferentes ocasiones que tés puros, blends de té y tisanas son perfectos para enriquecer el meloso carácter estacional, sin embargo, hay mucho más.

 

té Navidad

 

Té para acompañar

 

Tés negros puros, blancos, verdes, oolong e incluso pu-erh, así como aromáticas mezclas de frutas deshidratadas y especias, también son buenos compañeros de entrantes, sopas, ensaladas y guisos salados decembrinos. Sí, querido lector, un plato de pavo rostizado relleno, con su respectiva porción de gravy o salsa de menudencias, es sublime al compás de una taza tibia de Earl Grey.

Vayamos al inicio. De todas las expresiones de la camellia sinensis, son los tés negros y oolongs de alta oxidación los que destacan por su capacidad para armonizar con los festines de fin de año, repletos de especias, con exuberantes texturas y sabores. Gracias a su estructura y astringencia, estas variedades permiten contrarrestar el peso y untuosidad de preparaciones típicas de temporada: aves rostizadas, carnes ahumadas, salmón, embutidos de cerdo, lomo mechado e incluso los tradicionales romeritos con tortitas fritas de camarón.

 

té navidad

 

Los tés negros afrutados y astringentes, como los de India y Sri Lanka, por ejemplo, ayudan a neutralizar la grasa del pavo y del cerdo rostizado; los tés negros ahumados, particularmente los de China, son ideales para acentuar el sabor de carnes oscuras, pato, estofados y salsas con buena carga de especias, mientras que los tés negros terrosos, como los producidos en Yunnan y África, brillan junto a puré de papas o camote, vegetales asados y todo tipo de patés y terrinas.

“¿Tés verdes y oolongs de baja oxidación?”. Funcionan muy bien con ensaladas simples, cremas de verduras, crustáceos y algunos pescados grasos de temporada. El tradicional bacalao a la vizcaína, especiado y provisto de la acidez característica del jitomate, por ejemplo, es delicioso con tés verdes japoneses de marcado carácter vegetal, bien minerales y salinos.

 

Delicias de sobremesa

 

Para las sobremesas de temporada la opción son tés de marcada frutalidad y astringencia. Nuevamente debemos apuntar a ejemplares negros de India y Sri Lanka, que acompañan perfectamente a nueces, frutos secos, confituras y quesos maduros, sin importar si se sirven fríos o calientes.

 

té navidad

 

Concluiremos del lado dulce, con postres y golosinas navideñas. Soufflé de vainilla, fruitcake y rosca de naranja, por ejemplo, son perfectos para servir con blends de té negro clásicos, como Earl Grey, English Breakfast o Russian Caravan.

Praliné de avellanas, panettone y dulces de leche, particularmente cajeta, armonizan con tés negros puros, como Golden Monkey, Kosabei y Keemun. Para frutas cristalizadas, cremas dulces y almíbares conviene más apuntar a la frontera del pu-erh mezclado con cítricos, cacao tostado, granos de café y jengibre. Diciembre… ¡no te acabes!