Awards food and travel
Lenovo¡Conoce a los ganadores!

Platillos típicos de Torreón

La ciudad de Torreón, una de las más jóvenes de México, se encuentra en el estado de Coahuila, forma parte de la región conocida como la Comarca Lagunera y es un destino con una importante actividad industrial. Su localización geográfica en las riveras cercanas del río Nazas, junto con las vías ferroviarias, posibilitó el auge agrícola del algodón, el cultivo de vides y nogales, la industria ganadera y el desarrollo de la cuenca lechera más importante del país. Su clima desértico y sus cielos siempre cercanos son distintivos de esta pequeña localidad.

Como cualquier otra ciudad norteña, su gastronomía se basa en la carne de res, de cerdo, de cabrito, principalmente, y en las tortillas de harina de trigo. También es posible notar cierta influencia árabe, así como, por la cercanía a comunidades menonitas, un gusto especial por el queso y las galletas tradicionales que elaboran. Con una reformación del centro histórico y de importantes avenidas, la ciudad de las tolvaneras y de las barrillas o brujas en las carreteras, ha tenido un fuerte crecimiento y la oferta gastronómica no se ha quedado atrás; aquí algunos de sus platillos típicos, que al estar lejos, se llegan a extrañar de vez en cuando.

Gorditas

El antojito lagunero por excelencia son las gorditas, de harina o de maíz, pero más de harina. Son el desayuno ideal de domingo; rellenas de guisos variados como rajas, papas con chorizo, chicharrón, frijoles con queso, tinga… Los burritos, muy similares, entran en esta categoría; los mismos guisados pero dentro de una tortilla de harina, el mismo formato que se ha hecho tan popular por las noches con la venta de los “burros de hielera”, pudiéndose encontrar en las calles de la ciudad.

Fritada y cabrito

Comer cabrito es una tradición que viene desde los egipcios, de los pueblos de Medio Oriente, de los griegos y de los romanos, heredada por los primeros colonos españoles que llegaron a Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas hace más de 450 años y que formaban un grupo que incluía personas de origen árabe. De ahí, la fritada es un guiso que consiste en tripas de cordero fritas con especias acompañadas con tortillas de harina.

Discada, asado y carne asada

Son comunes las reuniones familiares y entre amigos alrededor de una carne asada acompañada de cerveza y buen ambiente. A las brasas del carbón se disponen costillitas, cebollitas cambray, salchichas y quesadillas. Por otro lado, la discada es una mezcla de verduras, chiles y carne de res y de puerco, y cualquier cantidad de adaptaciones que el gusto local agregue, que se prepara sobre un disco metálico. Finalmente, el asado de puerco va de la mano con un evento social de carácter popular que involucra aspectos religiosos y se le conoce como “reliquia”; para el festín de cada año, se prepara el asado, generalmente se emplea pierna y lomo de cerdo cocidos en una salsa a base de chile rojo, tomate y cebolla, acompañado de una guarnición de siete sopas de pasta, todo para compartirlo con los vecinos y amigos.

Las tortas y el pan francés

Llamadas popularmente como “lonches”, hay de aguacate, milanesa, pollo, de carnitas, jamón y queso, de adobada… lo más importante de una torta es el pan, pan francés lagunero, que al comer deja los dedos y la boca con restos blancos de harina. Así se le llama al pan de mesa o “bolillo” en Coahuila, Nuevo León, y Durango, entre otras zonas. Su forma es alargada, un poco plana, y al ser cocido en hornos de ladrillos y emplear leña de mezquite, adquiere su sabor característico.

Pan de pulque

Siendo el pulque una bebida tradicional en México desde antes de la llegada de los españoles, una vez que los conquistadores se asentaron, los artesanos tlaxcaltecas no tardaron en incluirlo en la especie de pan que se elaboraba en aquella época, viendo que el líquido aportaba volumen y un mejor sabor. Los tlaxcaltecas lo llevaron a la ciudad de Saltillo y en todo Coahuila es muy apreciado.