Seguramente has escuchado hablar de productos para curar el malestar de garganta que contienen propóleo. De hecho, también es probable que te lo haya recetado tu abuelita, mezclado con un poco de miel. Aunque no lo creas, el propóleo no es ningún derivado artifical, sino que proviene de las siempre generosas abejas.

 

¿De dónde viene el propóleo?

 

En sí, el propóleo se trata de una resina color ámbar que es producida por estos insectos para sellar, reforzar e impermeabilizar su colmena: es como su cemento. También es segregado tras consumir savia y polen vegetales, aunque no se le debe confundir con la miel o la jalea real, que tienen como función alimentar al enjambre y a la reina.

 

Colmena de abejas

 

Lo interesante de este derivado de las abejas es que sus cualidades para combatir infecciones se conocen desde hace siglos, e incluso los egipcios lo empleaban para embalsamar a los faraones. Así, su uso medicinal no es nuevo, sin embargo, recientes estudios demuestran que es más benéfico para la salud de lo que creíamos.

 

 

Aliado antiviral

 

De acuerdo con estudios de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, de la UNAM, el propóleo puede ser auxiliar en el tratamiento del Covid-19. Sus activos antivirales y antimicóticos, como la pinocembrina y el ester fenetílico del ácido cafeico, son de gran ayuda para el sistema inmune.

 

Propoleo en laboratorio

 

El súper-propóleo mexicano

 

El estudio de la FES Cuautitlán también concluyó que el propóleo de las abejas meliponas contiene más de 300 compuestos naturales (como fenoles y flavonoides) que ayudan a preservar la salud. Estas pequeñas abejas son endémicas de la península de Yucatán, no tienen aguijón y su miel es muy nutritiva.

 

 

En preparación para el frío

 

De acuerdo con Tonatiuh Cruz Sánchez, académico de la institución, el propóleo puede usarse para prevenir el contagio de influenza estacional y evitar que converja con la enfermedad causada por Covid-19, un gran riesgo para la población mexicana durante la temporada invernal venidera.

 

Loción de propóleo

 

Acude a tu doctor

 

Antes de correr a adquirirlo, nuestra recomendación es que siempre consultes a tu médico y sigas sus instrucciones antes de consumirlo. Si lo puedes incorporar, te será sencillo encontrarlo en farmacias naturistas, donde se vende en presentación de tabletas, como ungüento o loción.

En el cuidado de la salud, lo mejor será siempre acudir a expertos y adoptar prácticas diarias que ayuden a tu organismo a estar sano. Si quieres ejemplos, checa estos 10 tips para fortalecer tu sistema inmunológico.

Te podría interesar

Más sobre Mundo Gourmet

VER MÁS