Awards food and travel
Lenovo¡Vota por tus favoritos!

Recorre Timbú, un auténtico reino budista

Enmarcada por los majestuosos Himalayas y envuelta en mitos, la colorida capital de Bután es una fiesta para los sentidos, descubre Imogen Lepere. 

 

¿Por qué ir?


Acunado en un rincón del Himalaya, el último reino budista está envuelto en misterio. Y no es de extrañarse, ya que estuvo cerrado para los extranjeros hasta 1974. Hoy en día, es el único país del mundo donde el desarrollo se mide en función de la Felicidad Nacional Bruta, y se absorbe más dióxido de carbono del que se emite.

Alrededor del 70% de su territorio está cubierto por bosques salpicados de amapolas azules, así como pastores de yaks que se ganan la vida en aldeas que se alzan muy por encima de las nubes. Los Himalayas, que brillan por todos lados, son un recordatorio conmovedor de que la naturaleza sigue teniendo la última palabra: el montañismo está prohibido para no molestar a los dioses.

 

Timbú

 

 

¿Qué hacer?

 

Nada se mueve rápido en la Tierra del Dragón del Trueno (la primera carretera asfaltada no llegó sino hasta 1962), así que comienza tu viaje con una caminata hasta Tashichho Dzong, en el extremo norte de la ciudad. Parte monasterio, parte edificio gubernamental, este lugar parece un montículo de gigantescos cubos de azúcar, y se construyó sin utilizar planos o clavos.

Explora sus tranquilos jardines antes de caminar hacia el Memorial Chorten, donde encontrarás una manada de devotos veteranos que llevan ruedas de oración. La mayoría de los fines de semana, el terreno de tiro con arco Changlimithang resuena con canciones burlonas, mientras la multitud intenta distraer a su competidor menos favorito. La entrada para los espectadores es gratuita.

En el cercano mercado de agricultores encontrarás un revoltijo de ruibarbo, brillantes pérsimos y queso de yak. La gente de las colinas a menudo llega para abastecerse de suministros, por lo que es un lugar privilegiado para observar a los locales. La Royal Textile Academy (rtabhutan.org) es un tesoro de artefactos hechizantes, como los trajes de boda del cuarto rey y sus cuatro esposas. En su pequeña escuela, observa cómo los estudiantes aprenden el antiguo arte del thagzo (tejido).

 

Timbú

 

¿Dónde quedarse?

 


Un palacio atmosférico ubicado en el valle de Timbú, es Taj Tashi (taj.tajhotels.com), lo último en lujo local. Recibe una bendición del monje residente antes de sumergirte en una tina tradicional de Bután.

En las afueras de la ciudad, Bhutan Suites (bhutansuites.com) está decorado con una paleta de colores térreos y muebles de madera pintados con motivos de nubes. El hotel Druk (drukhotels.com) se extiende a lo largo de una franja de la Plaza de la Torre del Reloj y recorre a la perfección la línea entre el encanto histórico y el confort contemporáneo. Por su parte, el hotel Norbuling (hotelnorbuling.com) es propiedad de una familia local, que ofrece una excelente relación calidad-precio.

 

Timbú

 

 

¿Dónde comer y beber?

 

Momos regordetes (dumplings) rellenos de carne de cerdo y jengibre, arroz rojo, y reconfortantes guisos de queso y chile; los sabores de Timbú son tan antiguos como las montañas. Una buena opción para descubrirlos es Ama, un lugar discreto y popular entre los trabajadores locales. Es famoso por su ema datshi (guiso de queso y chile) y por sus platillos con carne de cerdo, ya que tiene un sabor inusual y ácido debido a la dieta de esos animales, basada en Cannabis silvestre.

Recuéstate sobre cojines de seda y come de un cuenco de madera como lo harías si estuvieras visitando una casa de Bután en el restaurante Babesa Village. El shakam paa (carne seca al curry con chile) siempre es una buena opción. El restaurante ChigJa-Gye, en el hotel Taj Tashi (taj.tajhotels.com), siempre está lleno de aromas exóticos. El menú butanés es una deliciosa introducción a la cocina local.

 

Timbú

 

 

¿Se te acaba el tiempo?


Camina hasta el Nido del Tigre, un monasterio fantásticamente romántico que se aferra a un acantilado escarpado sobre el valle de Paro.

Tip de viaje Lleva suficientes dólares estadounidenses de pequeñas denominaciones, ya que los cajeros automáticos no son comunes y no aceptan muchas tarjetas.

 

Información de viaje

 

La moneda es el ngultrum butanés (1 MXN = 3.47 BTN), y el huso horario es GMT+6. La mejor época para ir es en verano.

 

Cómo llegar

 

United Airlines (united.com) vuela de Ciudad de México a Nueva Delhi, vía Houston y Nueva York. Vuelo redondo desde $1,500 USD. De ahí, Druk Air (drukair.com.bt) ofrece vuelos hasta Paro, Bután. Viaje redondo desde $740 USD. Desde allí, hay que hacer un recorrido por carretera de una hora y media.

 

Timbú

 

 

Recursos

 

El Consejo de Turismo de Bután (tourism.gov.bt) ofrece una excelente guía en línea para aprovechar al máximo tu estadía.

 

Más información

 

Beyond the Sky and the Earth: A Journey into Bhutan, de Jamie Zeppa ($14 USD, amazon.com), es un cuaderno de viaje sobre los años que la autora pasó en un remoto pueblo de montaña, y cómo esta experiencia le cambió la vida.