Rojo Bistrot

Lleno de amantes y detractores. Lo cierto es que pocos pueden presumir tantos años en una zona tan cambiante y voluble con la colonia Condesa. Aunque ofrece comidas, el mejor ambiente se vive de noche. Las mesas son pequeñas e invitan a la intimidad. La cocina tiene una carta base que poco se ha modificado con los años y sugerencias de pizarrón que suelen ser muy interesantes. Productos de temporada y de existencia limitada. De la carta son excepcionales los platos con aires exóticos medio marroquís. La carta de vinos no destaca pero sí la coctelería.

Ámsterdam 71 C, esq. Parras, Hipódromo Condesa. 55 5211 3705. rojobistrot.com

Texto: Alejandro Zárate