Awards food and travel
¡Espera a las votaciones!

Sabor y Carácter: tres años de delicioso queso

Con motivo de su tercer aniversario en nuestro país, Sabor y Carácter, una empresa dedicada a difundir la cultura del queso, dio a conocer que ya cuenta con la primera cava de maduración, en la que se afinan quesos regionales y de distintas partes del mundo. Fotos: Cortesía Sabor y Carácter.

Olivier Bert, el fundador y maestro afinador de la empresa, comentó que aunque se pretende atraer a profesionales, por lo pronto, los quesos estarán  disponibles para sus socios únicamente. Además, agregó que también está ya en funcionamiento la tienda en línea, en la que los interesados se pueden suscribir al Cheese Club.

El club está dirigido a los amantes de los quesos, quienes aprenden y disfrutan de una amplia variedad de excelente calidad. Los suscriptores reciben, además de 6 quesos, sorpresas cada mes en la comodidad de sus casas. Al año, los miembros reciben 36 quesos con ficha técnica y explicación, que van desde franceses hasta artesanales mexicanos. De esta forma han sido beneficiados más de 500 amantes del queso en estos tres años.

Olivier considera que los mexicanos son amantes de la comida y su paladar se ha venido desarrollando más con el paso del tiempo. En la Ciudad de México ha crecido mucho el mercado del queso gourmet. De allí el éxito de Cheese Club.

Además de su establecimiento en Polanco, Cheese Club realiza hasta 250 eventos al año. Participan en eventos privados de golf, polo, equitación, fórmula 1 y 4, conformando así el segmento de lujo al que pretenden llegar. La idea surgió de la intención de acercar más a la gente al producto y que conocieran más allá del típico queso manchego o azul.

Maridaje para celebrar

Para celebrar y consentir a los suscriptores del Cheese Club, Sabor y Carácter festejó con una degustación en el ya famoso Piso 51 en la Torre Mayor de Reforma. En ella se brindó una experiencia más compleja de la mano de Wine Import Company y la marca de champagne Palmer & Co, en donde probamos seis tipos de queso con seis vinos diferentes.

Así, socios del Cheese Club degustaron como primer tiempo un crottin de cabra, un queso ácido acompañado de un sauvignon blanc Sancerre Les Fleuins, de la casa Wine Import Company.

Como segundo tiempo llegó un morbier, un queso de vaca con textura cremosa y suave, con ligeras notas afrutadas, dejo a nuez y un sabor ahumado, debido a la ceniza; maridado con un Crozes Hermitage 2016, de la bodega Domaine Breyton, que es cien por ciento syrahvino orgánico y fino en boca, foral y muy afrutado también. Aquí resultó más ácido el vino que el queso.

 

Se continuó con un comté, proveniente de una pieza de 40 kilos; maridado con Champagne Palmer & Co, Brut Réserve, elaborado con uva de las variedades chardonnay, pinot noir y pinot meunier. El sabor fue menos intenso.

El momento culminante llegó con el gouda añejo, típico de la zona sur de Holanda. Sus notas variadas que van desde un ligero toque dulce a otro más especiado e intenso con notas a caramelo, maridó perfecto con las de minerales, cítricos y almendras del champagne Palmer & Co, blanc de blancs.

Para continuar, un Fourme d’Ambert, de una textura cremosa y untuosa. Maridó de maravilla con el champagne Palmer & Co, blanc de noirs; una combinación de frutas intensas y finas.

Como postre llegó el momento de degustar chocolate Lindt con el vino rosado Veuve Ambal Método Tradicional Rosé, compuesto en su mayoría por pinot noir y chardonnay, de Wine Import Company.

Para suscribirse al Cheese Club y tener la oportunidad de realizar este tipo de experiencias, visita la página saborycaracter.com