Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

San Miguel de Allende también es tierra de aventuras

Adentrarse en los parajes naturales de un destino es hacer una pausa en la cotidianidad y también una oportunidad para renovar energía. En los alrededores de San Miguel de Allende encontrarás presas, lagos, cascadas y reservas, todas con actividades divertidas que realizar. Texto: Fernanda Carrasco y Juan Pablo Montes.

Como si volaras

Parque de Aventura San Miguel

Situado en el Cañón del Águila Cola Roja, este parque te propone varias actividades al aire libre: cabalgatas, paseos en cuatrimoto, senderismo, campismo, vuelos en globo y días de campo, pero su atractivo principal y el más emocionante es su circuito de tirolesas. En total son siete, la más alta está a 150 metros de altura, tiene una longitud de 300 metros y alcanza una velocidad de hasta 80 kilómetros por hora. Esta vertiginosa actividad te generará tanta adrenalina como tranquilidad; un paisaje lleno de enormes cactus y plantas del desierto enmarcará tu paseo por el viento. Otro atractivo es su puente colgante a 40 metros de altura, desde donde la vista hacia la cascada del cañón te robará el aliento. Sus 110 metros de largo regalan aire puro para acompañar las panorámicas. El parque fue construido con profundo respeto al medio ambiente, realmente está muy poco intervenido por la mano del hombre. Es más, en el cañón que cruza la tirolesa hay un nido de águilas que convive sin ser afectado por los visitantes; al contrario, con un poco de suerte se puede ver volar las águilas al lanzarse por los aires.

Toma nota Abierto de lunes a domingo de 8:00 a 18:00 horas. Los recorridos incluyen equipo de seguridad, tirolesa, barra energética, agua y un tour interpretativo del entorno, para conocer un poco de la flora y fauna local. El circuito completo de siete líneas y puente colgante: $750. parquedeaventurasanmiguel.com

Edén colonial

El Charco del Ingenio

Para quien necesita un respiro del bullicio de la ciudad, nada mejor que una visita al lugar que fue nombrado por el dalái lama como sitio de paz: El Charco del Ingenio. Hace 26 años un grupo de ciudadanos inició este jardín botánico para resguardar la riqueza natural de la región. Empezaron con cinco hectáreas y hoy en día ya son 67. En su interior alberga el Conservatorio de Plantas Mexicanas donde se resguarda la colección de suculentas más grande del país (alrededor de 570 especies). Son plantas que almacenan agua en sus hojas, tallo y raíces; por eso abundan en el desierto, pues tienen una enorme capacidad de sobrevivir en situaciones de sequía. Más que un producto turístico, es un proyecto de conservación y de investigación que abre sus puertas a los visitantes para que puedan conocer México a través de sus plantas. Por ser un ecosistema sano, esta reserva natural se ha convertido en refugio de diversos animales. Aquí viven zorros grises, coyotes, mapaches, patos y cerca de 200 aves. También es lugar de paso de la mariposa Monarca. Otro espacio muy especial es el Jardín de los Sentidos, sembrado con romero, salvia, poleo, menta y diversas plantas que te rodean con sus aromas; además hay una resbaladilla en forma de serpiente y una telaraña para que los niños escalen, se deslicen y jueguen rodeados del aire más puro y perfumado. Además, se realizan diversas actividades educativas: cada segundo y cuarto miércoles de mes hay recorridos de observación de aves, talleres de manejo de suculentas y otro donde enseñan a recolectar agua de lluvia. Y los sábados más cercanos a la Luna nueva se llevan a cabo temazcales.

Toma nota Es necesario agendar una cita para tomar los recorridos interpretativos a través de FB: @elcharcodelingenio. Entrada sin visita guiada: $40, con guía: $80. elcharco.org.mx

Jinete por un día

Cañada de la Virgen

 

Para participar en las cabalgatas hacia la Cañada de la Virgen no tienes que ser un jinete experimentado, y además están diseñadas para toda la familia. Hay tours de medio día o de un día completo. Ambos comienzan en los ranchos de los alrededores del cañón para tomar un almuerzo. En los tours más extensos se recolectan huevos y se aprende a hacer salsas y tortillas. Luego, en Boca de la Cañada se toma una breve “clase de manejo”, y a partir de ese momento lo que queda es cabalgar a rienda suelta. También cuentan con un tour para acampar una noche, las actividades son las mismas, pero a mayor profundidad: se nada en la cañada y se buscan cuarzos. Cuando esté cayendo la noche, las carpas y una parrillada ya estarán montadas; lo que sigue será hacer una fogata y mirar las estrellas.

Toma nota También puedes solicitar un tour arqueológico por el complejo piramidal de la Cañada de la Virgen. Tour de medio día: $1,550; tour de día entero, $2,450; camping de una noche: $3,250 por persona. coyotecanyonadventures.com

Dentro de los más grandes

El Sabino

Para llegar a la comunidad de La Huerta, es necesario pasar por la presa Ignacio Allende y luego atravesar el túnel por donde solía cruzar el ferrocarril. Del otro lado pareciera que el tiempo ha permanecido estático. Se llega hasta aquí para conocer al abuelo del pueblo: el sabino de La Huerta. Se trata de un ahuehuete, palabra en náhuatl que se significa anciano de agua. No es el más viejo ni el más grande de México, pues ese reconocimiento se lo lleva el Árbol del Tule, en Oaxaca. Sin embargo, sí es el segundo más grueso, pues se necesitarían 20 personas para rodearlo, y claro que es viejo, pues se estima que tiene unos 500 años de edad. Este gran sabino, nombre que le dieron los españoles a los ahuehuetes, se nutre de un manantial cristalino que se origina dentro de la comunidad, mismo que le da de beber a los pobladores. Al encontrarse entre el río de la Virgen y la Laja, La Huerta cuenta un microclima húmedo de vegetación exuberante. Por esta razón, se dedican a la cestería que se puede encontrar en el mercado Ignacio Ramírez, en el centro de San Miguel de Allende; pero aquí podrás comprarla de primera mano. Dependiendo de la complejidad de la cesta, éstas pueden tardar hasta varios días para ser fabricadas, por lo que se debe respetar el trabajo de los artesanos pagando un precio justo.

Toma nota Está abierto todo el día, aunque es mejor visitarlo durante las horas de Sol; además, descubrirás que su sombra es un buen lugar para leer un libro o descansar un rato.

Naturaleza sobre ruedas

Bicentenario todo terreno

Para conocer bien un destino lo mejor es recorrerlo libremente, y una cuatrimoto es ideal para abarcar grandes distancias en terrenos naturales y poco transitados. Te sugerimos optar por Bicentenario Todo Terreno, que ofrece tours de aventura, cultura y naturaleza en motos y cuatrimotos. La seguridad es lo más importante para disfrutar de estos paseos, así que todos los aventureros reciben una breve clase para aprender a dominar la moto, aunque no es complicado, pues son semiautomáticas. Cuentan con cuatro paseos diferentes. El primero es el tour express de dos horas. Se inicia en el centro de San Miguel de Allende y va a la presa Allende; también podrás hacer una parada en un mirador natural para terminar el recorrido en la Capilla de Indios, una pequeña iglesia fundada en 1542. El tour de tres horas toma el camino que va hacia Atotonilco. Es un recorrido más acuático, porque pasarás por el río Laja y la presa de Santa Rosa; si el río está muy crecido, los guías te sugerirán caminos alternos, pero la idea es cruzar el río a bordo de la moto. Por su parte, el de cuatro horas es de aventura y relajación, y culmina en Escondido Place, un parque de aguas termales. El tour estrella, de seis horas, revive la ruta de Independencia al recorrer el camino por donde pasaron los insurgentes hasta llegar a la exhacienda de Dolores Hidalgo. Al llegar, las monjitas del convento de Atotonilco te reciben con una deliciosa comida casera para recargar fuerza y después regresar. Para los que van con toda la familia y no quieren algo extremo, pueden rentar un vehículo side by side para cuatro personas que tiene cinturones de seguridad ideales para los niños.

Toma nota Los precios de los tours varían según su duración, desde el de dos horas: $1,300 hasta el de seis horas: $2,600 por persona, incluye comida. bicentenariotodoterreno.com