Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Santuarios naturales en México

Los santuarios son espacios que vinculan, lugares de conexión entre el mundo terrenal y el cosmos. México tiene una riqueza natural inmensa, colorida y muy variada. La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) define santuario como un área establecida en zonas caracterizadas por una considerable riqueza de flora o fauna, o por la presencia de especies, subespecies o hábitats de distribución restringida. Actualmente México cuenta con 176 Áreas Naturales Protegidas.

De cavernas y grutas a cañadas, cenotes y reservas protegidas. Si aún no los conoces, te invitamos a visitarlos y experimentar la emoción que provoca la naturaleza, presente en sus inicios como en nuestros días, de forma inexplicable y asombrosa.

Islas de la Bahía de Chamela – Jalisco

Once islas y varios islotes conforman esta entrada al Océano Pacífico desde las costas tapatías. Un destino paradisiaco donde habita una extensa variedad de aves marinas entre las que destaca el pentiazul. Sus aguas transparentes son ideales para bucear y conocer las maravillas submarinas. Entre las islas se encuentran La Pajarera, Cocinas, Mamut, Colorada, San Pedro, San Agustín, San Andrés y Negrita, y entre los Islotes, Los Anegados, Novillas, Mosca y Submarino.

Ventilas Hidrotermales – Cuenca de Guaymas y Dorsal del Pacífico

Este santuario, decretado en el año 2009, es un hábitat fundamental para la supervivencia, alimentación y reproducción de mamíferos marinos, aves y cangrejos. El descubrimiento de este tipo de ecosistema, basado en la quimiosíntesis de las ventilas hidrotermales en las profundidades del océano, fue uno de los más importantes en el siglo XX, debido a que más de 500 especies de animales son endémicas de este ecosistema.

Playa de Puerto Arista, Tonalá – Chiapas

En esta zona se protegen las especies de tortuga golfina, verde, laúd y carey. A partir del mes de agosto y hasta noviembre, se lleva a cabo el Tortufest, un festival que se realiza cada año en Puerto Arista, en el que voluntarios junto con el Campamento Tortuguero, ayudan a liberar centenares de tortugas recién nacidas durante la noche, cuando no hay depredadores. El objetivo principal de este evento simbólico es concientizar sobre el cuidado de la tortuga marina, encontrada en peligro de extinción. 

Santuario de la Mariposa Monarca – Michoacán y Estado de México

Lo maravilloso de esta especie es el fantástico recorrido que realiza desde Canadá a México, volando entre 2,000 y 4,500 kilómetros de ida y otros tantos de regreso. Los bosques de oyamel en las montañas de Michoacán y el Estado de México, les dan la bienvenida y en ellos se agrupan por millones, durante los meses de noviembre a marzo. Los principales santuarios son el Rosario, municipio de Ocampo y Sierra Chincua, en el municipio de Angangueo, una de las 4 bellezas naturales reconocidas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Isla Contoy – Quintana Roo

Ubicada en el mar Caribe, esta pequeña isla de tan solo 8.5 kilómetros de largo, permite únicamente 200 visitantes al día, con el fin de perturbar lo menos posible la vida silvestre que aquí habita. Isla Contoy es considerada el sitio de anidación más importante de las aves marinas en todo el Caribe mexicano. Desde 1961 es un área protegida y en ella abundan las palmeras y la arena blanca; también es zona de anidación de las tortugas marinas. Sus aguas son muy ricas en nutrientes, de los que se alimenta el plancton que constituye la dieta principal de especies como el tiburón ballena y la mantarraya; un destino esencial para todo aquel que ama la naturaleza.