Awards food and travel
Lenovo¡Te invita a votar por tus favoritos!

Sinfonía de sazones: Mesamérica

La segunda edición de Mesamérica reunió a los mejores chefs del mundo y a interesantes ponentes para conformar el panorama culinario actual. Arlett Mendoza aprovechó y entrevistó a las personalidades más emblemáticas.

Por segundo año consecutivo, Mesamérica reunió exquisitos conciertos de ideas y sazones a cargo de chefs de talla internacional y de sugerentes pensadores culinarios, quienes dejaron huella en las mentes y corazones de cada uno de los asistentes que se dieron cita durante tres días en el auditorio Blackberry de la Ciudad de México. El objetivo: ponerse al tanto sobre las principales tendencias gastronómicas a nivel mundial, concibiendo esta disciplina en el sentido más amplio, al ligarla con otras áreas como economía y educación.

De ahí que uno de los mensajes coincidentes entre varios ponentes, fue la importancia de que el chef se perciba a sí mismo como detonador de cambio social. Con esta idea, Carlo Petrini, fundador del movimiento internacional Slow Food, explicó que está en las manos de los cocineros revalorar el trabajo de los pequeños productores, al preferir adquirir sus insumos con ellos y pagarlos a precios justos. “La gastronomía tiene una fuerza revolucionaria muy fuerte para el desarrollo de una nación y para la dignidad de los campesinos”, aseguró Petrini.

Por su parte, el chef peruano Gastón Acurio conquistó a los espectadores al exponer su proyecto más reciente: la construcción de huertos, cocinas y comedores en escuelas rurales de su país. Esto con la idea de abonar en la lucha contra la desnutrición y obesidad infantil. Más adelante, el chef Jorge Vallejo reflexionó acerca de la necesidad de dignificar a los ingredientes endémicos y platos típicos, pues en México son usados para discriminar debido a que se ligan con un estrato sociocultural bajo y se tiene la falsa idea de que existen platos y productos de primera y segunda clase.

Otro de los mensajes sustantivos fue el uso de la creatividad para generar platos extraordinarios. Los ponentes más inspiradores fueron Massimo Bottura, que exhortó a cuestionar los cómos de la cocina para escribir las nuevas tradiciones culinarias, y Jordi Roca, quien, en un despliegue de estética, mostró las bases de El Celler de Can Roca: academicismo, memoria, transversalidad y sentido del humor. Al concluir estos conciertos de ideas, quedaron muchas reflexiones, pero sobre todo acciones pendientes, que de desarrollarse fortalecerán la gastronomía nacional y al país…

No te pierdas «Sinfonía de Sabores» en nuestra versión digital e impresa.