Awards food and travel
¡Nomina a tus favoritos!

Singleton 12 arma la revolución whiskera en la Ciudad de México

¿Cuál es la diferencia entre un buen coctel y uno ordinario? Existe la idea que un coctel es solo una forma de diluir un poco el intenso sabor de un destilado. Los clásicos “échale jugo” o “nomás ponle un chisguetito de agüita  mineral”, te podrán sonar muy familiares, pero la realidad es que detrás de un buen coctel hay una gran mente.

Esta vez nos dimos una vuelta a cuatro de los mejores bares de la Ciudad de México para hablar con expertos mixólogos, quienes son los que saben moverse detrás de una barra. Les preguntamos cómo hacer un gran coctel con una bebida que desde la botella tiene un sabor suave y delicioso, y de cómo diferentes tragos nos dan la capacidad de resaltar diferentes aspectos de un destilado.

 

Baltra

 

Singleton 12

 

En la calle de Iztaccíhuatl, justo enfrente de una pequeña glorieta en la colonia Condesa, se encuentra el bar Baltra. El concepto del bar es simple, pero poderoso: la evolución de la coctelería. El bar toma su nombre de una de las islas más pequeñas del archipiélago de las Galápagos, lugar donde el naturista Charles Darwin, desarrolló su teoría de la evolución de las especies. De acuerdo con palabras de Odette Cruz, encargada de la barra «menos es más»: Baltra busca en cada trago resaltar las características de los spirits con el mínimo de ingredientes.

Nos sentamos en la barra para poder platicar más con Odette, quien nos preparó su mejor cóctel de whisky usando Singleton 12. Nos ofreció el Baltra Highball, un trago pensado para las personas que deciden entrarle al mundo de los single malts que lleva fresas y refresco. La mezcla es brutal; el dulzor en las notas de caramelo y vainilla del whisky se equilibran con la acidez de las fresas frescas. Lo que nos gusta de Singleton es que es una malta con carácter, sin embargo es muy versátil. Es como el amigo que puedes invitar a cualquier fiesta porque sabes que siempre va a tener algo interesante que decir. Esta primer parada fue todo un éxito, más porque apreciamos siempre encontrarnos con mujeres dominando la barra.

 

Limantour

 

Singleton 12

 

Hay una barra que no puede faltar en este bar-hopping editorial, se trata de Limantour, un bar que despuntó en la Ciudad de México para poner la coctelería nacional a la par de lo que estaba sucediendo en el resto del mundo. Irónicamente, su nombre viene del Secretario de Hacienda José Yves Limantour, el cual trabajó durante el Porfiriato, y a quien le debemos el impuesto al alcohol.

El mixólogo Yayo Nava nos compartió que además de utilizar ingredientes naturales y jarbes hechos en casa, los tragos están basados en los viajes realizados por las personas que han trabajado en la barra. Extrañamente, el coctel de temporada de Singleton rompe con esta norma, ya que está pensado como un homenaje a nuestra gran urbe. El Chapultepec lleva jugo de manzana, miel, limón y chilito en polvo. Ese último ingrediente evidencia las posibilidades impensables en la lista de cosas que se mezclan bien con Singleton.

Las atrevidas mezclas de sus cocteles dejan en claro las licencias que se pueden tomar siendo los pioneros del ramo. Limantour es un lugar que nunca te va a “dejar colgado”. Las bebidas son únicas y siempre que vayas vas a querer pedir más de un trago.

 

Fifty Mils

 

Singleton 12

 

 

Marco Aurelio es un mixólogo enamorado de su barra. Tal vez sea que en el nombre lleva la vocación de un filósofo emperador, o tal vez son los amplios ventanales que dejan entrar la fulgurante luz que brilla en sus ojos cuando habla de su trabajo. Lo que es indiscutible es la energía con la que se mueve detrás del monolito de mármol que nos separa.

Marco dejó el Caribe atrás para unirse al equipo del Four Seasons de la Ciudad de México, pero su amor por Singleton lo hace revivir ese sentimiento por el calor tropical con un coctel de whisky completamente singular. Este trago lleva jugo de limón, licor de plátano, jarabe de miel con jengibre, Singleton y un dash de bitters de Peychaud’s, hielo crush, slice de naranja y perlas doradas que flotan como peces en el vaso. Marco Aurelio demuestra su pasión creando cocteles que rompen con los clichés de las maltas para rendir tributo al calor caribeño. Se agradece que los bartenders tengan pasión por la barra. Ya sabes, si le brillan los ojos cuando habla de cocteles, es calidad asegurada.

 

La Número 20

 

Singleton 12

 

Cuando hablamos de los recintos para rendir culto a Baco, las cantinas se cuecen aparte por todas sus singularidades. Tienen un aire, una clientela, una gastronomía, una sonoridad y una serie de tragos que son absolutamente particulares. La idea de La 20 es elevar este mundo a los estándares de calidad de la mixología mundial.

Desde un jarrito hasta el ponche de calavera, la inspiración de los tragos de esta carta es una lotería de cocteles cantineros reinventados. En esta clase de misión, Singleton es un gran aliado para un mixólogo cantinero. Sus notas frutales, su suavidad y su sabor definido permiten mezclarlo con ingredientes como la guayaba y el tejocote, creando un delicioso ponche en frío. Si lo que te gusta es el ambiente cantinero con un mobiliario elegante y contemporáneo, La Número 20 es buena opción para disfrutar de una dosis de whisky con estilo.

Este tour nos dejó no solo satisfechos, sino sorprendidos, ya que la versatilidad con que este single malt se mueve detrás de las barras es algo disfrutable por toda clase de cantineros y clientes. De esta forma, Singleton capitanea una nueva clase de coctelería y un nuevo imaginario en el mundo del whisky en donde la versatilidad y la creatividad permanente son la norma. malts.com