Maguey, el oro verde de los mexicanos