Pastel de ron del Caribe

Té negro aromatizado a la canela con pastel de ron del Caribe

 

La principal diferencia entre el té negro y las otras variedades es la alta oxidación de las hojas, por lo que éste retiene el sabor mucho más tiempo y con frecuencia se mezcla con especias y sabores fuertes. En este caso, se hace una infusión de té negro robusto con una raja de canela que combina con el exquisito pastel bañado en ron.

 

Porciones: 10-12 porciones

Ingredientes:

  • 250 g de mantequilla suavizada
  • 250 g de azúcar superfino
  • 4 huevos, batidos
  • 250 g de almendras molidas
  • 100 g de harina normal
  • 2 cdtas de levadura en polvo
  • 90 ml de ron del Caribe oscuro de buena calidad
  • Raja de canela, para el té

Para el jarabe

  • 100 g de azúcar superfino
  • 50 ml de ron del Caribe oscuro de buena calidad
  • Molde para pastel en forma de anillo de 24 cm engrasado

 

Procedimiento:

  1. Precalentar el horno a 180°C. Batir la mantequilla y el azúcar hasta obtener una mezcla ligera y esponjosa. Agregar los huevos, un poco a la vez, hasta incorporar completamente. Revolver las almendras, la harina y la levadura en polvo, mezclar hasta obtener una mezcla suave. Revolver el ron.
  2. Cucharear la mezcla en un molde preparado y hornear alrededor de 1 hora, hasta que se infle y se dore, y regrese a su forma original al presionar el centro ligeramente. Permitir enfriar en el molde por 10-15 minutos. Mientras tanto, colocar 100 ml de agua, el azúcar y el ron en una olla, y calentar hasta que el azúcar se disuelva. Permitir burbujear por 1-2 minutos hasta que la mezcla tenga una ligera consistencia a jarabe, luego retirar del fuego.
  3. Sacar el pastel del molde y poner en un plato, colocado a su vez sobre una parrilla.
  4. Pinchar la superficie del pastel y cucharear el jarabe encima hasta que el pastel lo absorba. Si el jarabe se escurre en el plato puedes recuperarlo y volverlo a untar. Permitir enfriar por completo antes de servir.
  5. Para preparar el té, colocar una cucharada de té negro (Yunnan) en un filtro de bola y colcarlo en una taza alta con una raja de canela. Verter agua hirviendo y dejar infusionar.
  6. Endulzar con muy poca azúcar o miel, lo cual ayuda a balancear el sabor de la canela.