Awards food and travel
¡Espera a las votaciones!

The Ritz-Carlton Ras Al Khaimah: opulencia arábica

 

The Ritz-Carlton Ras Al Khaimah: opulencia arábica

La tercera fuente de riqueza en los Emiratos Árabes Unidos proviene del turismo. Por eso, no nos sorprende que en medio del desierto, justo en la reserva natural llamada Al Wadi, se encuentre el Ritz-Carlton Ras Al Khaimah, Al Wadi Desert, hotel en cuyas 500 hectáreas de extensión podrás deleitarte con experiencias únicas entre extensas dunas. 

Fotos: Cortesía The Ritz-Carlton. 

The Ritz-Carlton Ras Al Khaimah

Antes de llegar, selecciona alguna de las 101 elegantes villas con las que cuenta, decoradas con elementos árabes y detalles en madera. De los cuatro tipos de habitaciones que poseen, destacan dos: Al Rimal, que tiene piscina privada cubierta y una estructura hecha con ladrillos de barro que actúan como aislante del calor, manteniendo así una temperatura fresca al interior. Y Al Sahari Pool Villa parecida a una tienda de campaña, pero con todo el lujo posible, con interiores en madera y finas alfombras. Además de alberca privada al aire libre y vistas hacia el desierto Al Wadi.

Una vez ahí, tu concierge de experiencias te ofrecerá una selección de actividades únicas e inolvidables. Ponte zapatos y ropa cómodos, tus lentes, un gorro, y no olvides la cámara, pues podrás ser partícipe en el proyecto Heritage Forest. Lo que significa que plantarás un hermoso ghaf, que es el árbol nacional de los Emiratos Árabes Unidos. 

Para sumergirte en la cultura local, agenda un recorrido en una caravana de camellos. Con ayuda de estos bellos animales, surcarás las dunas de la reserva. Mientras aprecias el paisaje, el guía te explicará detalles sobre los beduinos, es decir los moradores del desierto. The Ritz-Carlton Ras Al Khaimah, Al Wadi Desert también es familiar, por eso ofrecen actividades que los más pequeños pueden disfrutar. Una de ellas es el show interactivo de halcones. Estas aves habitan naturalmente entre los ghafs y las dunas rojas. Al final del espectáculo podrás tomarte una fotografía con el halcón, que es símbolo nacional de fuerza y coraje.

El resort creó un oasis: una presa repleta de agua fresca y tilapias, las cuales es posible pescar y liberar. No te preocupes por el equipo, el staff del hotel te prestará lo necesario. Mientras estás ahí, en completa calma, abre bien los ojos, pues ocasionalmente la vida salvaje se reúne en este cuerpo de agua para descansar.

Para que recobres energía, el hotel ofrece seis entornos diferentes para disfrutar los alimentos. En Farmhouse, espera cenas con recetas tradicionales y rústicas árabes. Si prefieres algún corte de carne, los viernes en Khanzaman, únete al barbecue al aire libre; de igual forma reserva una noche de tu estancia para disfrutar estos platos bajo las estrellas y sentado en la arena.

No te pierdas la oportunidad de cenar en la torre Al Wadi, restaurante construido como si fuera una torre de observación tradicional, donde un chef designado para la ocasión, te preparará distintas recetas de especialidad.

Redondea la experiencia en el Spa Al Wadi. Especialmente con su tratamiento Royal Wadi, en el que por 150 minutos te envolverán en una mezcla de lavanda para exfoliar tu cuerpo y remover células muertas. Luego, un indulgente masaje de cuerpo y rostro te hará sentir en el cielo, en medio del desierto.

Al Sahari Pool Villa desde $853 USD por dos personas, por noche. ritzcarlton.com