Tim Philips, ser el mejor bartender del mundo

Ganar una competencia como Diageo Reserve World Class Bartender of the Year, es un mérito que no cualquiera logra. Tim Philips obtuvo este reconocimiento en el 2012, posicionándose desde entonces como uno de los mejores y más influyentes bartenders del mundo. Platicamos con él sobre esta experiencia, los nuevos ganadores (y competidores) y sobre más momentos que han marcado su carrera profesional.

¿Qué responsabilidad significa para ti ser un mixólogo tan reconocido mundialmente?

Es promover un consumo responsable, beber menos pero mejor. Todos sabemos los peligros del consumo de alcohol, pero también todos sabemos lo bueno que puede ser tomar alcohol en moderación. Mis colegas y yo debemos de lograr que la gente tome mejores decisiones sobre el alcohol que ponen en su cuerpo.

¿Cómo describirías tu participación en la competencia global de Diageo Reserve World Class Bartender of the Year 2012?

¡Estaba muy nervioso, incluso desde tres meses antes! La semana entera de la competencia casi no dormí. Estaba muy clavado en hacer lo mejor posible y no dejar caer ningún vaso ni estropear nada. Tu mundo entero puede caer si rompes algo. Además ya lo había intentado un año antes y quedé en el sexto lugar, lo que me motivaba a querer ser definitivamente el mejor.

¿Cómo fue el coctel que te hizo ganar el World Class 2012?

Fue el Rum Cannonball que hice en referencia a la película Life Aquatic. En ella se hablaba de una isla que desapareció. El actor Billy Murray dice algo así como “qué vergüenza, esa isla tenía el mejor Rum Cannonball que he probado”. Esto me motivó a encontrar libros de coctelería donde hablara de la receta y luego decidí hacerla mía. Mi coctel llevaba una mezcla de Ron Zacapa, tres tipos de jugos de fruta y otros ingredientes, pero lo que la hacía especial era la presentación. En un vaso puse una esfera de agua congelada con el líquido dentro y una barrita de regaliz a la que prendí fuego; cuando se apagó, tomé mi cuchara y reventé la esfera para que la bebida saliera. Fue bastante divertido.

¿Con qué destilado estás trabajando más actualmente? ¿Alguna técnica en especial?

Ginebra es como el pan y mantequilla para los bartenders. Tanqueray es mi ginebra favorita, así que uso mucho Tanqueray en mis cocteles. Si estoy preparando un coctel para mí, me encanta usar mezcal.

¿Qué recomendación le darías a todos los que comienzan en el mundo de la coctelería?

Diría que no malgasten demasiado dinero en licores que solo puedes utilizar para una bebida. Si quieres crear un bar en casa, elige espíritus que puedes incorporar en una gran variedad de cocteles. Diría que si vas a empezar un bar, solo necesitas 5 botellas. Una de Ginebra de buena calidad, una de whiskey escocés, una de Whiskey americano de buena calidad, una de bitters, y una de vermouth- puede ser seco y dulce, depende de tu preferencia. A continuación, concéntrate en emparejar estos espíritus con ingredientes frescos, y ¡estás listo!